Lo que debes comer durante tu tratamiento de cáncer

August 15, 2017

 

 

 

Por ahí dicen que somos lo que comemos y, en este momento de tu vida, esta frase es totalmente cierta.

 

Hoy más que nunca deberás cuidar lo que le das de comer a tu cuerpo pues lo que más necesita son cuidados, mucha hidradtación, nutrientes, y descanso. Es a través de esta disciplina que podrás ayudarle a sentirse mejor y a procesar los medicamentos sin cargarle la mano.

 

Siempre nos dirán que debemos llevar una dieta “balanceada”. Pero ¿qué es eso?

Se trata de comer de todos los grupos de alimentos en las medidas correctas pero más allá de eso, se trata de comer alimentos de la mejor calidad y lo menos procesados posibles.

 

Por otro lado, tener un peso saludable, dependiendo del tratamiento contra el cáncer de mama que tengas, puede llegar a ser una tarea difícil, no te asustes ni le des importancia si no es realmente necesario. Ya sea que subas o bajes de peso, lo importante es evitar los excesos y no seguir una dieta estricta y mucho menos restrictiva.

 

Es normal que pierdas el apetito pero debes asegurarte de comer. Puedes comer comidas pequeñas y de forma frecuente durante todo el día para que tu cuerpo está recibiendo suficientes calorías, proteínas y nutrientes para tolerar el tratamiento y tener enregía.

Al momento de elegir lo que vas a comer, es muy recomendable que escojas los alimentos altos en proteínas, pues estas ayudan a reparar las células y los tejidos de tu cuerpo, además de echarle la mano a tu sistema inmunológico a recuperarse.

 

Las proteínas magras pueden ayudarte a sentirte mejor, abajo te comparto un listado con las más comunes, trata de incorporarlas en tus comidas pequeñas:

  • Carnes magras como pollo, pescado o pavo

  • Huevos orgánicos

  • Productos lácteos de buena calidad y en bajas cantidades.

  • Nueces y mantequillas de frutos secos

  • Frijoles y lentejas

Incluye alimentos de granos enteros o los carbohidratos complejos como la papa y el camote (no fritos), estos te proporcionarán una buena fuente de fibra, que te ayudará a mantener tus niveles de energía.

 

Las frutas y verduras formarán una parte importante en tu alimentación, pues de estas obtendrás los antioxidantes que tu cuerpo necesita. Elije una variedad de frutas y verduras pata obtener todos los beneficios necesarios. Un mínimo de 5 porciones de frutas y verduras será ideal.

 

Las  grasas buenas son importantes, tener una fuente saludable de estas te ayudará a tener reservas de energía y fuentes de omega, algunas opciones de grasas saludables son:

  • Aceite de oliva

  • Aguacates

  • Nueces

  • Semillas

Trata de no consumir dulces o azucares añadidos, los postres y dulces no te proporcionarán un beneficio nutricional como tal pero si quieres sustituye por un poco de miel de abeja o de agave en poca cantidad.

 

Es importante que te mantengas hidratada, beber suficientes líquidos durante el tratamiento del cáncer es importante, pues padecer una deshidratación puede ser muy peligroso.

 

Yo decidí llevar diferentes jugos natuarles a mis sesiones de quimioterapia y me funcionó de maravilla pues me hidrataba durante todo el tratemiento y a la vez estaba nutriéndome.

 

Evita beber alcohol, pues este además de deshidratarte puede llegar a debilitar el sistema inmunológico.

 

Lo más importante es saber que tu viaje contra el cáncer de mama es único para ti, puedes experimentar efectos secundarios que pueden hacer que algunos de estos consejos no sean para ti. Preocúpate por sentirte bien y estar lo más nutrida posible.

 

Si quieres conocer más a detalle los cambios que vivirás en cuanto a tu alimentación, durante tu proceso, y cómo utilizar a tu favor para combatir los efectos secundarios, las dificultades del tratamiento y superar el cáncer de mama te comparto esta guía. En ella te cuento lo que aprendí durante mi proceso y algunos consejos que mi especialista en nutrición, Galia Kleiman, avala para ayudarte a sentirte y vivir mejor.

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas