Me gusta también cocinar pero sólo para consentir a mi familia y mis amigos. Me dicen que lo hago muy bien pero mi menú exitoso se reduce a unos cuantos platillos que nunca incluyen arroz o postres, me quedan fatales siempre.

Tengo pocas pero muy buenas amigas, hermanas de la vida con las que busco siempre estar en contacto y en conexión. Nunca desperdicio oportunidades para estar con ellas. Grandes maestras y compañeras...

Fui Godínez por casi veinte años y apenas hace algunos meses incursioné en el mundo de los emprendedores y de la ¡libertad! Soy una profesionista plena, llena de retos y miedos pero con muchas ganas de hacer las cosas bien y de ayudar a las demás.

Hace 5 años me diagnosticaron por primera vez con cáncer de Tiroides. Me la quitaron, me radiaron y listo...La verdad es que no hice ningún cambio en mi vida, al contrario, me volví a poner el traje de Wonder Woman y seguí cargando estrés, culpas ajenas, priorizando incorrectamente y viviendo al día, sin saber si lo que hacía todos los días era lo que quería.

La segunda vez fue hace 3 años. Me diagnosticaron con cáncer de mama grado II con ganglios positivos y con receptores de estrógeno. Ese sí fue un shock en mi vida. Detenerme por completo para curarme y trabajar en mí fue lo más duro. 

En cuestión de días estaba ya en cirugía, con un plan de tratamientos entre quimioterapias y radiaciones que durarían casi un año.

Mi vida cambió, tuvo que cambiar a la fuerza.

Me preparé para entrar a tratamiento. Tomé un curso de meditación, estudié y visité a todas las opciones alternativas a mi alcance, consulté con todos mis maestros espirituales y arranqué con el proceso. Decidí hacer todo lo que tenía a mi alcance, mezclé lo alópata con lo alternativo.

Fue un año muy duro, pero aprendí a escuchar a mi cuerpo, a cuidarlo más, a darle cosas nutritivas de manera consciente, a darme tiempo a mí, a darme la prioridad a mí y a mi familia, a escuchar mi mente para verdaderamente encontrar lo que me motiva y me llena. Aprendí que el cáncer de mama es la oportunidad para sacar lo mejor de mí, pues no sólo hasta hoy estoy libre de la enfermedad, sino que he encontrado un camino personal y profesional que me llena de emoción todos los días, que saca mis mejores talentos como persona y que me enseña día a día a disfrutar la vida y a luchar para vivirla al máximo, creciendo emocionalmente y espiritualmente. 

© 2017 Valeria Benavides. Todos los derechos reservados

Sitio Web creado por: Noc Noc Media​

  • Facebook Valeria Benavides
  • Canal YouTube Valeria Benavides

Ciudad de México