Cuando una amiga tiene cáncer



Se abre todo… el piso al principio, y luego, se abre hasta la conciencia.


Mi amiga, llena de proyectos, con energía incansable y de un maravilloso sentido del humor estaba enferma, y de pronto no sabes que hacer, cuál es tu rol, cómo hablar de “ESO”, al principio ni mencionaba el nombre y después hasta lo maldecía.


Cáncer, mi amiga tenía cáncer. Y yo no tenía idea de nada, no sabía lo que realmente iba a pasar con ella, más allá de saber lo que las campañas de los medios de comunicación nos dicen.


Lo alarmante que se está volviendo esta enfermedad pero decidimos no poner atención, porque a nosotras “no nos pasan esas cosas”, porque lo que no ves… ¡no existe! Así que al principio decidí hacer como que no pasaba nada, (muy humano bloquear los sentimientos y creer que todo va a seguir igual).


Hasta que un día corriendo en los viveros de Coyoacán me topé con una virgen muy bonita que tiene un altar en medio de los árboles, y empecé a llorar y a pedir, y a rezar por mi amiga, me di cuenta que no quería sentir dolor y que tenía mucho miedo de verla sufrir, que la enfermedad la consumiera, y ahí empecé a apoyarla desde mis adentros, pidiendo todo el tiempo que saliera adelante, aprendí a ser optimista y a echarle porras y sobre todo entender que algo tenía yo que aprender también de esto, y sí… el rol de la amiga es caminar al lado y observar y crecer para no quedarte abajo.



Aprendí que las enfermedades siempre tienen un inicio en las emociones, y la forma en cómo ves el mundo. Entendí la importancia de dejar de culpar a la gente y a la vida de mis desgracias, y a hacerme responsable de mis actos. Deben saber que no es fácil, pero poner conciencia en ello es sanador, es algo es como empezar a hacer ejercicio para evitar un infarto, o cambiar hábitos alimenticios para evitar la diabetes.


Así que mi mejor consejo es que como dice el dicho: “pongan sus barbas a remojar”.








#Cáncer #cáncerdemama #ValeriaBenavides #Amiga #Cuandounaamigatienecáncer

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México