9 consejos que debes considerar durante tu tratamiento



El camino del cáncer de mama nunca es fácil, decidir qué hacer para cuidarte y vencer la enfermedad puede volverse complicado cuando el miedo constante y la incertidumbre están siempre presentes.


Durante mi proceso, hacer listas de mis prioridades fue de gran ayuda pues me mantenía organizada y podía aclarar mis dudas, resolver trámites, asistir a mis citas con el doctor y entender mi proceso de forma práctica.


Como éste, existen muchos consejos para sobrellevar el cáncer de mama, hay uno en específico que me gustaría compartir contigo: Haz aquello que te haga sentir segura de que estás cuidando de tu cuerpo y de tus emociones lo mejor posible.


Una vez dicho eso, me decidí a crear una lista de consejos, que a veces, parecen poco importantes pero que para mí fueron decisivos en mi forma de llevar el tratamiento, superar los obstáculos y vencer el cáncer de mama.


Estos son 9 consejos que debes considerar durante tu tratamiento:


1. Elige bien a tu médico


Existen clínicas y hospitales especializados en el cáncer de mama y es posible que tu primera cita sea con “el mejor médico”. Sí, es importante que el especialista que te acompañe a lo largo del proceso este actualizado y conozca bien los tratamientos, pero es igual de importante que te sientas cómoda con él. No temas hacer preguntas, comenta todas tus dudas y asegúrate de que va a estar presente siempre, al final tu salud estará en sus manos y debes confiar en él plenamente.


2. Busca a alguien con quien hablar


El proceso del cáncer de mama puede ser complicado, los términos médicos, tratamientos y trámites suelen ser abrumadores a eso añade que tus emociones son una montaña rusa que va del miedo a la tristeza y a la incertidumbre. Te recomiendo que busques a un especialista con quien hablar, quizá alguien de confianza que pueda ayudarte para liberar la tensión y tomar decisiones con claridad. Desde decirle a tu familia hasta decidir si llevar acabo una cirugía o no, un psicólogo o especialista podrá ayudarte a sentirte tranquila y apoyada.


3. Pide a tu médico que sea específico con tu diagnóstico y tratamiento


Entender a la perfección todo lo que está por venir es de gran importancia, pídele a tu médico que te explique los resultados de diagnósticos, así como el proceso detallado del tratamiento. Lleva una libreta o bitácora donde puedas tener todo registrado, así cuando tengas dudas podrás volver a tus anotaciones y tranquila con el proceso.


4. Busca asesoría financiera si no te sientes segura


Un tema importante, que casi nadie menciona, son tus finanzas. Sin duda es una parte importante del tratamiento, ya sea que vas a pagarlas o cuentas con un seguro de gastos médicos mayores, conocer todas tus opciones y prepararte para que esto no genere estrés en ti y tu familia es de gran importancia. Existen muchas formas de organizar tus finanzas y buscar una asesoría puede ser un buen comienzo.


5. Habla con tu médico sobre la menopausia


Algunas pacientes que toman quimioterapia deben dejar aquellos medicamentos que las ayudan a regular sus hormonas por lo que los síntomas de la menopausia pueden aparecer. No temas en preguntarle a tu médico que puedes hacer para disminuirlos o qué alternativas tienes para tratar esta situación.


6. Lleva una buena alimentación


El tratamiento de cáncer de mama puede alterar tus papilas gustativas, sentido del olfato y digestión. La comida que disfrutas en tu día a día puede no ser agradable para ti, es momento de buscar alternativas para evitar sentirte con náuseas y asco todo el tiempo. Comer porciones pequeñas será de gran ayuda y es posible que prefieras cocinar las verduras en lugar de comerlas crudas. Y no olvides asegurarte de que tus alimentos son ricos en grasas, proteínas, carbohidratos y vegetales sin importar su preparación.


7. Haz ejercicio


Hacer ejercicios de poca intensidad puede ayudarte a disminuir los efectos del tratamiento, sobre todo a superar los bloqueos mentales, el “chemobrain” así como mejorar tu estado de ánimo y las ganas de seguir adelante. Una vez que termines el tratamiento, no olvides comenzar a hacer ejercicio de forma gradual para retomar tu vida y recuperar tus fuerzas.


8. Pon atención a tus huesos


Cuidar tus huesos a lo largo de tu vida es de gran importancia sobre todo cuando eres una mujer diagnosticada con cáncer de mama pues está comprobado científicamente que algunos tratamientos pueden fomentar la pérdida de calcio. Pregunta a tu médico por suplementos y vitaminas para prevenir.


9. No abandones el trabajo por completo


Por último, los tratamientos te harán sentir cansada y en muchos casos enferma por lo que dejar tu trabajo es una buena decisión para tu superar tu proceso con tranquilidad. Pero no olvides que mantenerte ocupada y sentirte útil es parte importante de tu autoestima por lo que regresar al trabajo una vez que te sientas recuperada o embarcarte en algún hobbie que te ayude a distraerte es parte esencial de tu lucha contra el cáncer de mama.


Ahora que tienes estos consejos, no olvides tomarlos en cuenta a lo largo de tu tratamiento, son las pequeñas cosas las que hacen la diferencia y tomarlas en cuenta te ayudará a vivir un mejor proceso y vencer el cáncer de mama con una actitud positiva.





28 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México