Guía para cuidarte después de la cirugía de cáncer de mama


Si acabas de pasar por una cirugía de cáncer de mama, o bien te quieres preparar lo más posible, llegaste al lugar indicado, aquí podrás encontrar información que te será útil, aunque no está de más recordarte que debes de consultar a tu médico en cualquier cosa que planees hacer durante tu proceso de recuperación.

Primero, surge la pregunta ¿Cómo cuido mi dispositivo de drenaje?

Bien, antes que nada, después de la cirugía puedes ser dada de alta del hospital con un dispositivo de drenaje externo, y si al leer esto no tienes idea de qué imaginar, pues bien, se trata de un dispositivo que colocn fuera de tu cuerpo y se encarga de eliminar y recoger los líquidos que se generan en el área que fue operada.

Debido a esto deberás de llevar a cabo tres tareas básicas, la primera es el vaciado de los drenajes, el paso a seguir será la medición de los líquidos que generes y para finalizar mantener un ojo en la herida para dejar fuera cualquier problema.

Las cantidades de líquido drenado disminuirán paulatinamente. No te preocupes por el color del líquido drenado, pues este podrá cambiar de una tonalidad rojo cereza a un amarillo rojiento hasta finalizar en un amarillo tenue. Este sistema de drenaje no dura mucho en el cuerpo, pues generalmente se elimina una semana después de la cirugía.

Otra pregunta muy frecuente es ¿Puedo mojar mi incisión?

Pues bien, para empezar, sabrás que es muy importante que tu incisión este limpia, por lo cual durante una semana después de la cirugía tendrá que permanecer seca, debido a esto es normal que optes por baños de esponja en lugar de la clásica ducha.

Y bien, llega el cómo y el cuándo, que son las partes importantes de tu cuidado diario ¿Cómo y cuándo puedo cambiar mis vendas?

Al salir de la cirugía, tendrás un sujetador especial que mantendrá tus vendajes en su lugar después de la cirugía, en ese momento, el equipo del hospital te explicará cuándo y cómo este sujetador puede ser removido, así como el procedimiento necesario para cambiar los vendajes.

Es buena idea que alguien te ayude pues será mucho más fácil el cambio y tratamiento adecuado de tu incisión.

Ahora bien, pasamos a temas de interés general, ¿Qué pasa con el dolor? ¿Qué puedes tomar para tratarlo?

Tu médico te dará una receta con los analgésicos después de la cirugía, puede serte útil preguntar sobre la toma de analgésicos libres de receta además del medicamento de dolor que te ha sido indicado.

No tomes aspirinas o productos que contengan aspirina durante los primeros 3 días después del procedimiento, ya que estos pueden aumentar el riesgo de sangrado.

Ahora ¿Cómo cuidar la piel cerca de la incisión?

El área puede parecer negra y azul inmediatamente después de la cirugía de cáncer de mama. Esto desaparecerá en pocos días. Puede que experimentes entumecimiento, hormigueo o malestar en la parte interna del brazo o en la axila. Esto es normal, ¡no te preocupes!

Una ducha caliente puede darte confort, pero recuerde esperar una semana después de la cirugía antes de tomar una ducha normal.

Al afeitarte bajo el brazo o aplicar desodorante, puede ser una buena idea mirar un espejo para evitar irritar la incisión.

A medida que se cura, tu herida puede sentirse gruesa y dura, pero te doy un tip, masajea el área con una loción suave, vitamina E, o lanolina pura. Evita lociones altamente perfumadas y cualquier producto que contenga alcohol, ya que pueden irritarte. Después de varias semanas, la cicatriz se suavizará.

Entramos a una nueva área de dudas, ¿Puedo ejercitarme después de la cirugía? ¿Qué ejercicios debo hacer?

Pues bien, el ejercicio es importante después de la cirugía de cáncer de mama, pero no puedes llevar a cabo cualquier ejercicio pero recuerda consultar con tu médico si es recomendable que comiences a hacerlos.

Ascensos de brazos: Mientras está parada o sentada en el borde de una silla, levanta ambos brazos sobre tu cabeza con los codos cerca de sus oídos. Espera un conteo de cinco segundos y repite.

Oscilaciones de brazos: Mientras estás de pie, balancea ambos brazos hacia delante y hacia atrás desde los hombros (como un péndulo). Mantén los codos rectos. Aumenta la distancia del swing cada vez. Repite 10 veces.

Escala la pared: Párate frente a una pared con los pies cerca del muro. Pon tus brazos delante de ti con las manos en la pared. Sube las yemas de los dedos de ambas manos por la pared, hasta que tus brazos se estiren sobre tu cabeza. Sube los dedos por la pared. Repite 10 veces, tratando de llegar más alto cada vez.

Ahora pasemos a un poco de independencia, ¿Cuándo puedo manejar después de la cirugía del cáncer de mama?

En este caso es necesario que le preguntes a tu médico antes de volver al volante, pero la mayoría de las mujeres pueden reanudar la conducción de 10 a 14 días después de la cirugía.

En cuanto al seguimiento de los tratamientos médicos, seguramente te has preguntado ¿Qué exámenes de seguimiento tendré?

Pues bien, empezaré por decirte que los exámenes regulares de seguimiento son importantes después del tratamiento del cáncer de mama, es aquí donde tu médico revisará que el cáncer no ha regresado a tu cuerpo.

Los exámenes generalmente incluyen exámenes del pecho, axilas y cuello. De vez en cuando, tendrás un examen físico completo y una mamografía anual. Ninguna otra radiografía, barrido o análisis de sangre son rutinariamente necesarios.

Muchas veces me han cuestionado si después de todo este procedimiento es necesario que te sigas autoexplorando, y la respuesta es un absoluto Sí.

¿Debo hacer autoexámenes de mama?

Sabías que una mujer que ha tenido cáncer de seno tiene un riesgo mayor que el promedio de desarrollar cáncer en su otro seno. Debes continuar realizando autoexámenes mensuales de los senos, revisando tanto el área tratada como el otro seno. Si notas algo fuera de lo normal no dudes en informárselo a tu médico, recuerda que el poder está en la prevención.

Después de dar un rápido recorrido en las preguntas más comunes después de la cirugía de cáncer de mama, ¿Qué más debo saber?

Un dato importante radica en las cosas que necesites llevar a cabo después de la cirugía, como por ejemplo, ¿sabías que es mejor no tener transfusiones de sangre o inyecciones en el brazo del lado en donde fue hecha la cirugía? Si tienes la necesidad de llevar a cabo alguno de estos dos procedimientos menciónale al profesional de la salud que has tenido una cirugía en el seno.

Para finalizar, ¿Cuándo debo llamar al médico después de la cirugía?

Cuando lo necesites es la respuesta. Si presentas hinchazón en el brazo o mano, o quizás cerca de la incisión o debajo del brazo, puedes llamarlo.

Si tienes fiebre, o el drenaje ha aumentado, o tal vez presentas un dolor que no logra ser controlado por tu analgésico, ¡llámalo!

Si llegas a padecer alguno de los síntomas que te enlistaré abajo, ve con tu doctor, él sabrá que hacer en cada caso.

  • Pérdida de apetito o peso

  • Cambios en los períodos menstruales

  • Visión borrosa

  • Mareo, tos o ronquera

  • Dolores de cabeza

  • Dificultad para respirar

  • Problemas digestivos que parecen inusuales o que no desaparecen en 2-3 días

A partir de aquí un nuevo camino se abre para ti, pero ahora eres diferente, eres una guerrera que luchará para tener la vida que quiere, recuerda, el cáncer no es el final, es un nuevo comienzo.


26 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México