Las 3 cosas que debes saber sobre la Quimioterapia


Estás sentada frente al doctor y de pronto menciona la temible palabra: quimioterapia.

Es una patada en el estómago que te deja sorda y sin aire…de pronto no entiendes nada y te sientes totalmente vulnerable.


Y de inmediato empiezas a pensar en todos los efectos secundarios por lo que tendrás que pasar, las horas en el hospital y el dolor que probablemente llegues a sentir. ¡Qué horror!, ¡Qué miedo!


Y tomas aire y lloras, y te enojas, y te preguntas ¿por qué yo?


Así que, si estás en este proceso, primero debes de saber que todas lo vivimos de manera diferente y antes de seguir con el proceso, debes detenerte, calmarte, respirar y hacer lo que te corresponde: prepararte para lo que viene. Y prepararte significa conocer y aprender sobre lo que vas a vivir, informarte y tomar parte activa de tu proceso.




Y ese es el objetivo de este blog respecto a la quimioterapia.


La quimioterapia es un conjunto de medicamentos llamados agentes citotóxicos. Su objetivo principal es eliminar por completo todas las células cancerígenas en el cuerpo. Este tipo de células crecen y se desarrollan rápidamente y la quimioterapia te ayuda a evitar que esto ocurra y eliminar estas células “enfermas”.


Algunos componentes de la quimioterapia dañan el material genético de las células, otros interfieren con su reproducción y lamentablemente algunos causan estragos en las células saludables que componen nuestro cuerpo como lo es el pelo, las uñas, la sangre, el estómago y la boca. Esta es la razón de los efectos secundarios más importantes.


No todas las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama son sometidas a un tratamiento de quimioterapia, el cáncer en algunas ocasiones puede ser erradicado con tratamientos locales como la radiación o una cirugía.


Para conocer más sobre las opciones de cirugía lee mi blog “Lumpectomía vs. Masectomía. ¿Cuál es la mejor opción para ti?”.


¿Cómo saber si necesitarás quimioterapia?




Todo depende de tu tipo y etapa del cáncer. Si las células cancerosas han afectado los ganglios linfáticos, es posible que te enfrentas a algunas rondas de “quimio”. En estos casos, la quimioterapia se usa como terapia alternativa para eliminar lo que queda del cáncer y prevenir que regrese o se siga expandiendo.


Y aunque la idea de pasar por ella es aterradora, hoy en día el control de los efectos secundarios ha incrementado y pasar por este tratamiento puede ser más sencillo de lo que pensabas.


¿Qué quimioterapia es mejor para ti?



Dependiendo de la etapa del cáncer, tu edad y otros temas relacionados a tu salud, tu doctor recetará el mejor tratamiento para tu caso. Cada tratamiento es personal.


Los medicamentos de la quimioterapia son inyectados a través de una vena y debes asistir a sesiones de 1 a 2 horas en el hospital y en algunas ocasiones a sesiones de más de 3 horas. Lo mejor es que te prepares con revistas, libros, música o podcastas para que el proceso sea más llevadero.


El lugar donde se llevan a cabo las quimioterapias se llama centro de infusiones. En el caso de que tuvieras venas muy delgadas o que el tipo de quimioterapia que te recetaron es muy agresiva, tendrán que colocarte un puerto o un catéter.

Estos puertos son aparatos colocados en el pecho a través de una cirugía que le ayudará a tu doctor a introducir las agujas con mayor facilidad. Este puerto es removido una vez que terminas el tratamiento.


Por lo general, a una persona se le administran varios medicamentos, a menudo llamados un régimen. Los regímenes están diseñados para atacar el cáncer en diferentes etapas de crecimiento y de diferentes maneras. Los medicamentos de quimioterapia te serán administrados en un horario regular en dosis llamadas rondas.


¿Cuáles son los efectos secundarios?


Si bien los tratamientos de quimioterapia han mejorado mucho con el tiempo, es posible que experimentes algunos efectos secundarios. Tranquila hay muchos metodos para superarlos y nada es para siempre.




1. Pérdida del pelo


Este es uno de los efectos secundarios más comunes. También puede ser el más angustiante. Durante mi proceso no perdí todo el cabello pero sin duda no era lo mismo, tenía muy poquito y era difícil acomodarlo, no siempre me sentía a gusto pero me puse creativa con las mascadas. Yo no quise ponerme peluca pero es una excelente opción también.

Ojo, el pelo se cae literal, de un día para otro. Es muy impresionante pero es normal y vuelve a crecer.


2. Náusea


Los vómitos y las náuseas son otro efecto secundario muy común. Pero actualmente es más fácil controlarlo. Durante las sesiones de quimio, es posible que te indiquen otros medicamentos para contrarrestarla y así pasarla lo mejor posible. Mi forma favorita de curar la náusea fue a través de la alimentación. Me servía mucho comer cosas enchiladas, así tal cual como en el embarazo. Busca lo que te haga sentir bien.

Cabe mencionar que muchas mujeres se sorprenden al descubrir que no tienen náuseas e incluso pueden subir de peso con la quimioterapia.


3. Estreñimiento




El estreñimiento puede ser un problema real. Debe estar atenta para obtener suficiente fibra a través de los alimentos. Tu sistema digestivo se verá afectado por todos los medicamentos y lo mejor que puedes hacer es cuidar tu alimentación, tomar mucha agua y asegurarte de comer muy sano.


4. Úlceras en la boca


Existen muchos tratamientos médicos para ayudarte con este problema. Lo terrible de esto es que comer se vuleve mucho más complicado pero recurrir a sopas y licuados te ayudará a evitar que te lasitmes. También es importante saber que puedes experimentar ciertos cambios en tus papilas gustativas, este es el mejor momento para experimentar con diversos alimentos. Haz buches con agua salada o con bicarbonato y ten paciencia…pasará.


5. Cansancio


El efecto secundario más común y persistente es el cansancio. La quimioterapia afecta tu sangre y médula ósea. Es importante, hoy más que nunca, respetar tus momentos para descansar. Tu rutina cambiará y tus necesidades también. Aprende a escuchar a tu cuerpo y a descansar.


6. Hay otros posibles efectos secundarios de larga duración


Si bien la mayoría de esos efectos secundarios desaparecen cuando terminas tu tratamiento, puede que más adelante sufras algunos efectos secundarios como:

  • linfedema: inflamación y dolor del brazo derivado de la extracción de ganglios en la cirugía.

  • Neuropatía: dolor en el cuerpo y en la zona tratada.

  • Osteoporosis: disminuación de la masa ósea que deriva en huesos frágiles.

  • Menopausia: disminuación de hormonas reproductivas y la interrupción de la menstruación.

  • Chemobrain: sensación de pérdida de memoria y de ciertas habilidades cognitivas.


No te preocupes, no te angusties ni te sugestiones.




Se trata de que sepas lo que puede suceder y qu lo puedas manejar. Muchos de estos son controlables e incluso algunos desaparecen después de un tiempo.


Sé que esta información puede ser abrumadora y saber que tendrás que sobrellevar un tratamiento de quimioterapia puede ser complicado pero lo más importante es que no te des por vencida pues existen muchos tratamientos alternativos que te ayudarán a sentirte y vivir un mejor proceso.

Si te sientas lista para empezar a tomar el control de tu proceso y prepararte o deshacerte de estos efectos secundarios, el primer paso es informarte además de cuidar tu alimentación.


Desarrollé una guía con consejos y recetas que te ayudarán a usar la comida a tu favor a lo largo de todo el proceso para que sobrellevarlo sea más fácil, descarga “Nutrición y cáncer de mama. Consejos básicos para comer durante tu proceso”.






240 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México