Reconstrucción de mama, 3 opciones a considerar


Una de las primeras cosas que nos vienen a la mente cuando nos diagnostican con cáncer de mama es el miedo a perder uno o los dos senos. Para muchas de nosotras es uno de los temas más importantes junto con la caída del pelo y es obvio que resulta importante, se trata de un cambio que puede llegar a ser permanente en nuestro físico y es una de esas partes del cuerpo que sentimos nos define como como mujeres.


Pero hablar del tema de reconstrucción es tan importante y válido como hablar del tratamiento mismo. Sobretodo porque no podemos considerar que hemos terminado nuestro proceso si no estamos satisfechas con nuestro cuerpo al final del mismo.


En este artículo quiero compartirte abiertamente las opciones en las que debemos pensar cuando pasamos por este proceso y la importancia que tiene el estar informadas y preparadas para tomar las decisiones personales que nos hagan sentir bien.


Hay varios caminos a seguir:



1. No reconstruirte



Mi historia.


Yo pasé por una lumpectomía o mastectomía parcial es decir, sólo me quitaron un “pedazo” del seno izquierdo. Como siempre digo: me dieron una gran mordida. Por suerte, mi tumor estaba en una zona muy superficial y no tenían que quitar todo el seno.


La verdad es que cuando supe que pasaría por la cirugía, pasó por mi cabeza no sólo reconstruirme sino quitarme las dos y después ponerme unas nuevas y hermosas “bubis” con el diseño y modelo que siempre quise tener. Viéndolo por el lado de la vanidad, había una oportunidad.


Más adelante y después de vivir el proceso del tratamiento, me di cuenta que el cuerpo físico es importante pero en mi mundo no tanto como para someterme a más cirugías y tratamientos. Con el pasar de los meses me di cuenta de que con un buen brassiere se disimulaba la cicatriz y que en todo caso, no me importaba mucho.


Tuve la fortuna de sentirme apoyada por mi marido sobre la decisión de no reconstruirme pero sobretodo de darme cuenta de que había otras cosas más importantes en las que quería enfocarme.


La verdad es que es una decisión muy personal y cuando enfrentas este tipo de decisiones no debes pensar en lo que otros dirán. Lo más importante es qué vas a sentir tu cuando te mires en el espejo y no por tu apariencia sino por el cuerpo en el que has decidido vivir. ¿Estás dispuesta a cortar una parte de ti para reconstruir otra? O será más fácil vivir sin ambos senos.


Sólo te recomiendo que pienses en todas las opciones y que tomes la decisión con toda seguridad y sin juzgarte ni dejar que nadie te juzgue, es tu cuerpo y sólo tú puedes decidir qué hacer con él.


Y seguramente a muchas nos preocupa el tema del contacto “sexual” pero en nuestras manos está encontrar nuestra sexualidad y aceptación de feminidad a través de la fortaleza, la seguridad, la diversión, la comunicación y la libertad con nuestra pareja.


También sé que es un tema difícil cuando estamos solteras o en busca de pareja o cuando no tenemos el apoyo de nuestra pareja.


Como siempre digo, esta enfermedad te enfrenta a los cambios más importantes en la vida, hasta el limpiarnos de relaciones que no nos hacen bien o que ya no son para nosotras. Es un momento en donde vemos la verdad y en donde la vida nos empuja a cambiar y a movernos de lugar.


2. Esperar para después




Qué importante es tener en cuenta esta opción. Muchas llegamos a pensar que la reconstrucción es algo que se debe hacer de forma inmediata y no. Si lo que necesitas es tiempo para asimilar todo lo que acabas de vivir, para entender cómo ha cambiado tu vida y qué es lo que esperas de ti y de tu cuerpo ahora que eres una sobreviviente, quiero decirte que puedes esperar.


Para mí, fue importantísimo el tiempo en cada etapa del proceso. Desde que me diagnosticaron pedí tiempo para asimilar la noticia y tomar una decisión consciente. Lo mismo sucede con la reconstrucción. Sí puedes posponerla y volver a tocar esa opción una vez que te sientas lista.



3. Reconstrucción inmediata



Esta es quizá la opción más común para las mujeres que terminan con el tratamiento de cáncer y han pasado por una mastectomía. Y para todas aquellas que tienen la fortuna de poder recurrir a ella pues hay países como el nuestro en donde la reconstrucción no es parte del tratamiento en muchos estados de la República.


Hoy existen muchas opciones para realizar esta cirugía, y cada caso depende de cada historia personal.


Estas son algunas de las opciones que hay. Por supuesto tu médico conoce muchas más alternativas para que puedas sentirte libre y segura otra vez después de enfrentar el cáncer de mama y pasar por una mastectomía. Me encanta poder brindarte este tipo de información, creo que es una mirada humana a una circunstancia complicada pero también sé lo importante que es contar con la opinión de un especialista que pueda compartir su experiencia y mejores recomendaciones.


El año pasado la Dra. Rina Gitler, especialista en reconstrucción de mama y fundadora de ALMA, una fundación que apoya a mujeres en busca de una reconstrucción, fue especialista en mi sección #HablemosDeCáncer. Una transmisión en vivo donde resolvió dudas sobre la reconstrucción de seno y compartió sus mejores consejos.


Si entre tus opciones se encuentra reconstruirte o quieres resolver dudas importantes de ese procedimiento, descarga la entrevista completa en esta liga.

#reconstruccióndemamas #senos #mastectomia

123 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México