Me gusta

  • fb-azul1

Suscríbete

  • yt-durazno1

Sígueme

  • ig-rosa1

Todo lo que debes saber sobre la salud de tus “bubis” en este octubre

Estamos arrancando el mes de octubre y todo el mes estaremos escuchando hablar del cáncer de mama. A nivel internacional este es el mes sobre la conciencia del cáncer de mama y el día 19 es el mero día de la lucha contra el cáncer de mama.

Si bien este blog es para aquellas mujeres que están ya viviendo con cáncer de mama, me queda claro que en este mes todas hacemos conciencia de lo importante que es conocernos y hacernos todos los estudios necesarios para asegurarnos que estamos bien.


Por eso hoy les quiero compartir toda la información sobre cómo se realizan los estudios más comunes para revisar nuestros senos y aquellos que sirven para diagnosticar.

Lo más importante es que estemos informadas y que conozcamos de qué se trata todo este show.


Lo más común es que a las mujeres nos soliciten nuestros médicos hacernos mamografías o mastografías a partir de los 40 años.

También si es que somos de alto riesgo por haber tenido antes cáncer o por ser algo común en nuestra familia o si en una revisión notan o notamos cambios en los pechos, como bultos, hoyuelos y enrojecimiento.


El cáncer de mama se presenta cuando se desarrollan células anormales que crecen de forma incontrolada en el tejido mamario. La detección temprana es fundamental, ya que el pronóstico varía en función de la extensión (donde se localiza) y el estadio del cáncer (qué tan avanzado es)


Vamos a empezar por las pruebas más comunes y de control:


Pruebas de imagen

Las pruebas de imagen utilizan varias máquinas o tecnología para observar el tejido mamario. Existen diferentes tipos de pruebas de imagen, como por ejemplo:


Mamografías o Mastografrías:

Una mamografía es una radiografía que sólo toma imágenes de las mamas. Estas imágenes ayudan a los médicos a identificar anomalías en las mamas, como masas, que podrían indicar la presencia de cáncer.

Es importante mencionar que el que se vea una masa de tejido en una mastografía, no significa que es cáncer, es simplemente la señal de que se necesitan mas estudios para descartar la posibilidad de ser un tumor cancerígeno.

Muchas de esas “bolitas” pueden ser de grasa o de algún otro tejido benigno.


Ultrasonido o ecografía:

Un ultrasonido es una prueba que utiliza ondas sonoras para producir imágenes del interior de su cuerpo. Si en una mastografía se detecta una masa, es probable que el doctor solicite un ultrasonido o si de entrada se detecta un bulto visible.

Un ultrasonido ayuda a determinar si el bulto o la masa están llenos de líquido o si son sólidos. Una masa llena de líquido suele ser un quiste benigno que no es canceroso. Sin embargo, no siempre es así.


Para realizar un ultrasonido mamario, el médico coloca un gel en la mama y utiliza una sonda manual para crear una imagen del tejido mamario.


Resonancia Magnética

La resonancia magnética de las mamas no es una herramienta común de detección de cáncer de mama debido a que tiene mayor riesgo de falsos positivos, sin embargo, si eres una mujer con ciertos factores de riesgo, podrían llegar a pedirte una resonancia.

Esta prueba utiliza un imán y ondas de radio para producir una imagen del interior de sus mamas. Este estudio permite al médico ver el tejido blando de las mamas, por lo que se suele utilizar para aquellas con mamas densas o fibróticas.


Hasta aquí, los estudios más comunes de control y seguimiento que todas podríamos hacernos, siendo las más comunes la mastografía anual y si hay sospecha de algo el ultrasonido.

Para las que ya pasamos por la enfermedad, es común que nos pidan las dos anualmente después de terminado el tratamiento.


Cuando hay sospecha de algo, es que se solicitan los siguientes estudios:


Biopsias

En una biopsia se extrae una muestra de tejido para determinar si es canceroso o benigno. Suele ser un procedimiento quirúrgico ambulatorio de un ratito nada más y normalmente en consultorio.


Hay varias formas de realizar una biopsia de mama, dependiendo del tamaño y la ubicación del tumor. Si el tumor es pequeño y no es sospechoso, un cirujano o radiólogo puede realizar una biopsia con aguja.


El médico que realiza el procedimiento introduce la aguja en la mama y extrae una muestra de tejido. Esto puede hacerse con o sin guía de imágenes, dependiendo de la recomendación de su médico.


En determinadas circunstancias puede ser necesaria una biopsia quirúrgica. En ella se extrae todo o parte del bulto. El cirujano también puede extirpar los ganglios linfáticos.


Es decir que dependiendo de la complejidad de la masa, se realiza una biopsia con aguja o de modo quirúrgico.


También existe lo que se conoce como biopsia del ganglio centinela. Una biopsia del ganglio centinela es una biopsia de un ganglio linfático donde es más probable que el cáncer se extienda primero. En el caso del cáncer de mama, la biopsia del ganglio centinela se suele realizar en los ganglios linfáticos de la axila. Esta prueba se utiliza para ayudar a determinar la presencia de cáncer en los ganglios linfáticos del lado de la mama afectado por el cáncer.


Otro método es la biopsia guiada por imagen. En una biopsia guiada por imagen, el médico utiliza una técnica de imagen como el ultrasonido, la mastografía o la resonancia magnética para crear una imagen en tiempo real de una zona sospechosa que no puede verse ni palparse fácilmente a través de la piel. El médico utiliza esta imagen para ayudar a guiar una aguja al mejor lugar.


Las biopsias pueden ayudar a determinar el grado del cáncer, las características del tumor y cómo podría responder a ciertos tratamientos.


Ahora bien, una vez nos han encontrado cáncer, es importante determinar el estadio (etapa) del mismo, es decir, qué tan avanzado está con base en el tamaño y la ubicación.

Conocer el estadio es la forma en que se determina el mejor curso de tratamiento.

Como les decía, el estadio depende del tamaño y la ubicación del tumor y de si se ha extendido fuera de la mama a los ganglios linfáticos cercanos y a otros órganos. La velocidad de crecimiento y la probabilidad de que se extienda es otro componente de la estadificación.


Las células cancerosas que se extienden a los ganglios linfáticos pueden viajar a diferentes partes del cuerpo.


Análisis de Sangre:


Durante el proceso de estadificación, el médico puede solicitar un análisis de sangre completo que incluya pruebas de la función hepática y renal, así como una mastografía de la otra mama para detectar signos de un tumor.

A veces pueden también solicitar los marcadores tumorales del cáncer de mama, CA 27-29 y CA 15-3 que se obtienen de una muestra de sangre.


Otros Estudios:


Su médico también puede utilizar cualquiera de las siguientes pruebas para determinar la extensión de su cáncer y ayudar al diagnóstico:

· Gammagrafía ósea: Cuando hay sospecha de que se ha extendido a los huesos.

· TAC (Tomografía Axial Computarizada): es otro tipo de radiografía para crear imágenes detalladas de nuestros órganos mediante un líquido de contraste que nos suministran para el estudio. Se usa para ver si el cáncer se ha extendido a otros órganos fuera de la mama, como el pecho, el pulmón o la zona del estómago.

· Resonancia magnética: Una resonancia magnética crea imágenes digitales de diferentes partes del cuerpo. Puede ayudar a determinar si las células cancerosas se han extendido a la médula espinal, el cerebro y otros órganos.

· El PET o Tomografía por Emisión de Positrones, es una exploración no invasiva de diagnóstico por imagen. Se inyecta un tinte en la vena y a medida que el tinte o contraste recorre el cuerpo, una cámara especial produce imágenes en 3-D del interior del cuerpo. Esto ayuda a ubicar de manera exacta la existencia de tumores.


Así que aquí les comparto todos los estudios que existen para diagnosticar, clasificar y estadificar al cáncer de mama y nada como saber qué es lo que nos pueden pedir, para qué y cómo es el estudio.

Si eres una mujer de la edad que sea y sientes algo extraño en cualquiera de tus bubis, no tardes y visita a tu ginecólogo a la brevedad para que te revise.


El cáncer es una enfermedad multifactorial por lo que no sólo hay que cuidar lo que vemos en el cuerpo sino lo que metemos por la boca con la comida, lo que nos untamos con los productos de higiene personal e inclusive lo que metemos a nuestra mente con lo que pensamos y a nuestro corazón con todo lo que sentimos.

Además de los estudios de detección oportuna que son la mastografía y el ultrasonido, es importantísimo cuidemos nuestro estilo de vida en todas sus áreas para evitar enfermar de cáncer y de lo que sea!


Este mes es el pretexto perfecto para agendar tus estudios de control anuales, hay muchas ofertas y opciones de campañas para hacerlo. Vas!!!!


40 visualizaciones0 comentarios