¿El alcohol puede provocar cáncer?


Una de las dudas más comunes cuando se trata de cáncer es “qué lo causa”. Estamos expuestos a muchas situaciones que repercuten en nuestra salud, lo cual nos hace propensos a desarrollar enfermedades terminales como el cáncer.


Uf! Y sé que me estoy metiendo en un tema con mucha polémica, pero creo que hay mucha necesidad de hacer conciencia sobre lo que es verdad y nuestra responsabilidad.




El estilo de vida que muchos de nosotros llevamos puede ser dañino para la salud. No nutrimos a nuestro cuerpo, no ejercitamos nuestros músculos, no descansamos lo suficiente y vivimos en un estrés constante.


Esto en conjunto con otros hábitos puede llegar a ser una de las muchas causas de enfermedades como lo es el cáncer de mama. Me gustaría decir que dejar de comer ciertos alimentos, evitar el alcohol o dormir 8 horas es lo que necesitas para prevenir el cáncer o una recaída, pero no es así de sencillo.


Lo que es un hecho es que esta enfermedad tiene causas multifactoriales, que se relacionan con todos los aspectos de nuestra vida y que tienen que ver con todo lo que le damos al cuerpo pero también hay factores que no podemos olvidar como los pensamientos y nuestra mente, increíblemente poderosa.


Creo que lo más importante a rescatar es que hoy hacemos muchas cosas sin estar consciente de ellas.


Y dentro de estas cosas que hacemos de manera inconsciente es tomar alcohol. Primero porque no sabemos qué tomamos pero sobretodo, porque no sabemos en qué cantidad y lo que causa en nuestro cuerpo.


Hace poco leí un artículo sobre los resultados de un estudio realizado en Australia a mujeres de mediana edad, es decir, entre los 30 y 45 años.



Lo que me encantó fue la reflexión que nos permite hacer sobre el cuidado que le damos a nuestro cuerpo, pero sobre todo qué tanto somos conscientes del daño que le causamos.


Más allá de saber si el alcohol causa cáncer, se trataba de qué tanto nos hemos preparado para entender el efecto de ésta y otras sustancias en nuestro cuerpo.


De acuerdo con el estudio, las mujeres entrevistadas conocían el efecto negativo que del alcohol a corto plazo. Beber demasiado podía afectar su piel, su peso, el riesgo durante un embarazo, enfermedades del hígado e incluso su salud mental pero no lo relacionaban con enfermedades como el cáncer.




La realidad es que el alcohol sí es considerado uno de las factores que puede incidir en que nos enfermemos. El alcohol forma parte de nuestra vida y muy pocos sabemos consumirlo de forma correcta.


¿A qué me refiero con esto? Si acostumbramos tomar una copa de vino entre semana o en alguna fiesta para divertirnos es probable que no conozcamos la cantidad que puede soportar nuestro cuerpo.


Las mujeres deben consumir menos de una copa al día y los hombres pueden llegar a consumir hasta dos. Pero ¿qué es una copa? Probablemente no lo sepas pero la cantidad recomendada son 4 oz. que equivale a menos de la mitad de una copa.


El consumo excesivo de alcohol puede tener efectos en nuestra salud y debemos aceptar la magnitud de estos efectos en situaciones específicas, como el cáncer de mama.


Cuando se trata del cáncer hay muchos factores que no podemos controlar como la edad, la genética, el historial familiar y el historial médico personal. Pero la cantidad de alcohol que bebes es algo sobre lo que sí tenemos control.




Por eso creo que esta información es tan importante. Ya no podemos vivir pensando que beber poco, comer poca comida procesada, cuidarnos lo necesario es suficiente. Este es nuestro cuerpo, es lo único que tenemos para vivir y depende de nosotros cuidarlo.


No importa si acabas de ser diagnosticada, estás en tratamiento o nunca has tenido cáncer. Entender que actividades como tomar el sol demasiado tiempo y sin protección, beber en exceso, tener sobrepeso, no comer verduras, frutas y alimentos de veradad, así como una vida llena de estrés, de presiones y más son la causa de enfermedades como el cáncer de mama, de piel, de hígado, la diabetes y más.


Hay muchas enfermedades que podríamos evitar si empezamos a hacer consciencia de lo que nuestro cuerpo realmente necesita y lo que podamos hacer para asegurar una salud integral.


Si crees que es el momento de transformar la forma en la que nutres a tu cuerpo me encantaría que conocieras mi Ebook “Cómo comer cuando tienes cáncer de mama”, una guía completa y práctica para entender qué de lo que estamos comiendo nos hace daño, qué debemos incluir en nuestra dieta y más de 40 recetas para aplicar estos consejos.

#salud #alcohol

146 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México