Me gusta

  • fb-azul1

Suscríbete

  • yt-durazno1

Sígueme

  • ig-rosa1

¿Cómo disciplinarnos para comer bien?


La disciplina del comer bien

Cuando nos ponemos algún objetivo o meta en específico siempre se habla de una maravillosa palabra: DISCIPLINA, y es que en cualquier ámbito de la vida juega un papel crucial ya que cuando uno trabaja, estudia, construye algo o practica un deporte es fundamental disciplinarse para hacer de todo eso un hábito en la vida y lo mismo sucede cuando decidimos comenzar a comer bien, ya que aunque sabemos que eso nos beneficiará para conseguir una buena salud, no siempre es fácil e incluso puede faltarnos motivación pero para ello hoy quiero darte algunos consejos que me sirvieron para lograrlo.


Descarga mi Guía: Nutrición y cáncer de mama


Primero que nada un recordatorio: ¿qué es la disciplina? Y me parece que cuando se habla de esta palabra, hablamos de un conjunto de normas o reglas cuyo cumplimiento nos llevará a algún resultado positivo. Seguro que hemos escuchado de esto hasta el cansancio desde muy temprana edad pero es que está vigente para cada etapa de nuestra vida y al hablar de comer bien, aún más.


Como muchas de ustedes lo saben, este blog Valeria Benavides está dedicado a acompañar durante el proceso de cáncer de mama, pero cuando escribo en referencia a nutrición (uno de mis temas favoritos y de los que más he investigado) sé que los consejos y recomendaciones pueden servir para cualquier persona que simplemente quiera mejorar su salud.


El cáncer de mama fue mi punto de partida para adentrarme en el poder de los alimentos, ya que más que nunca aprendí a cuidar lo que le daba de comer a mi cuerpo pues en ese instante lo que más necesitaba era mucha hidratación, nutrientes y descanso. Y justo es a través de la disciplina que pude ayudarme a sentirme mejor y a procesar los medicamentos sin cargarle la mano. Comencé a comer bien y una vez que superé este proceso, mantengo esos hábitos.


Y ahora sí, que comiencen los tips:


1.- Fija tu objetivo claramente


Y sí, siempre que decidimos comenzar a comer mejor, el objetivo es seguramente ligado a nuestro físico: bajar de peso para vernos mejor. Se vale, está bien, pero siempre hay que recordar que esos objetivos o metas suelen comenzarse de forma muy motivada y una vez que pasa el tiempo, puede ir bajando y cuando la motivación termina, lo único que hará que sostengamos la meta final es la disciplina. ¿Cómo alimentar la disciplina? Con el objetivo siempre en mente. Suena fácil, pero no siempre lo es y no está de más recordarlo y comenzar con esto.


2.- ¡Que comience la limpieza del refrigerador!


Normalmente en nuestro clóset tenemos lo que más nos gusta o más usamos a la mano, habrá que hacer lo mismo con el refrigerador, dejando en la parte de arriba o más visible las frutas, verduras y alimentos saludables y en los compartimentos de difícil acceso o más escondidos, coloca carnes o algún snack que sabes no es tan sano. ¡Es más! Poquito a poco irás sacando esos alimentos de tu despensa semanal, el objetivo es que cuando tengas un hambre voraz, tu primera opción sea saludable y esté lista para su consumo.


3.- No retrases tus antojos


Y esto va de la mano con el punto anterior, te explico. Llega el fin de semana o algún momento de relajación o reunión con familiares y/o amigos, y se te atraviesa por la mente un antojo, hagamos lo que hagamos eso seguramente pasará y en ese instante es común decir: “Mejor un poco más tarde”, lo que llaman algunos como la “estrategia de procrastinar o dejar para después” y para evitar que con el tiempo el antojo aumente y se convierta en una rebanada de pizza o una hamburguesa, lo mejor es saciar esa necesidad al instante con algo mucho más saludable. ¿Ves por qué el refri debe tener una solución a la mano? Nos ayuda mucho.


Te podría interesar: ¿Puedes tomar cúrcuma para tratar el cáncer?


4.- El secreto es el equilibrio


Cuando comenzamos con el reto de comer mejor, ser radicales y evitar de tajo todo lo que comíamos antes es difícil y nos hará caer más rápido en la tentación. Ni todo, ni nada, ese lema puede ayudar para el comienzo y es simplemente que deberemos comenzar combinando y equilibrando nuestra alimentación. Las verduras siempre serán una opción para ir viendo más sanos tus platillos y cuando tengamos ganas de “picar entre comidas” los snacks saludables como barritas de granola caseras pueden ayudarnos.


5.- Prohibido decir: no puedo


E igualmente esto va ligado al punto anterior. Y esto es muy simple pero en verdad funciona. Cambia el “no puedo” a simplemente decir “no”. A la hora de ese antojo que sabes romperá la dieta, simplemente di que “NO”, aunque mueras por saborearlo en ese momento; ya habrá algún instante en el que puedas volver a disfrutarlo, el chiste es que en lugar de prohibírtelo rotundamente con un “no puedo”, simplemente lo evites por un tiempo de forma contundente. Ya que al prohibírtelo tajantemente con el “no puedo”, te estás tentando y será más fácil caer en la “trampa” constantemente y es que claro que puedes comer lo que quieres, pero no debes hacerlo como antes. Se trata de trabajar en tu disciplina ante situaciones de antojo y hambre y pequeños cambios como este pueden ayudarte.


Checa esto: Ensaladas saludables para la temporada de primavera


Cuando nos sentimos mejor con nosotros mismos, solemos tomar mejores decisiones para cuidar nuestro cuerpo, el primer paso de todo es alimentarnos de mejor manera y siendo disciplinadas nos ayudará a evitar esas tentaciones. Ojalá te funcione algo de lo que te dejo por aquí y siempre recuerda que escuchar a tu cuerpo mejorará tu salud.

Entradas Recientes

Ver todo