4 maneras para contrarrestar el cansancio cuando tienes cáncer de mama


Uno de los efectos secundarios más comunes del tratamiento de cáncer de mama es el cansancio o la terrible fatiga. A veces no tenemos energía ni para levantarnos de la cama, es real y muchas veces puede llegar a ser super frustrante y desesperante.




Recuerdo cuando inicié el proceso de tratamiento que mi reacción inmediata fue tomar acción y ponerme las pilas para que todo se arreglara, pero rápido, quería que ya me operaran, que ya me dieran lo que tuvieran que darme, que ya siguiera lo que seguía y que ya terminara. Estaba súper ansiosa y no quería parar. Al contrario, quería correr para ya terminar con todo lo que estaba pasando.


Gran sorpresa me tenía la vida: tenía que detenerme, parar para descansar, tuve que frenar y parar por completo, no hacer nada más que recuperarme.


Así que me dediqué a investigar más sobre el cansancio y recopilé una lista de las que creo son las mejores técnicas para elevar tu nivel de energía sin poner en riesgo tu salud justo en este momento.


1. Baila:




¿Alguna vez has estado en el coche a punto de quedarte dormida y de pronto tu canción favorita sale en la radio, cantas y aplaudes y el sueño desaparece?


Esto es porque tu cuerpo está formado de millones de células y las vibraciones de tu voz y los aplausos son como una ola de energía capaz de despertarte por completo.


Esto es muy sencillo, lo único que necesitas es elegir una canción que te haga sentir motivada y todas las mañanas o en cada momento que sientas que el cansancio está a mil y necesitas estar alerta: BAILA!


Literal, la música nos prende y qué mejor que hacerlo bailando.


2. Maneja el estrés meditando y haciendo yoga




Si, seguro dirás….ajá y ¿cómo lo manejo? Obvio vivir con la enfermedad es lo suficientemente estresante pero si no puedes dormir, te sientes todo el día cansada y ansiosa, tienes que hacer algo al respecto. Y aunque es complicado existen muchas herramientas como la meditación o la yoga que te ayudarán a tener control sobre tu mente y tener más momentos de paz. Si no sabes por dónde empezar, te comparto una guía que desarrollé hace un par de meses y te ayudará a iniciar con esta práctica.


3. Nutre tu cuerpo con alimentos




La comida es una herramienta muy poderosa, combinarla de forma correcta puede ayudarte a recibir la cantidad de nutrientes necesarios para elevar tus niveles de energía. Lo importante aquí es que detectes los momentos del día o las situaciones en las que te sientas más cansada así podrás decidir qué tipo de alimentos debes comer en ciertos horarios para contrarrestar los efectos del cansancio. Es muy importante ser consistente y comenzar a analizar cómo tu cuerpo reacciona a estos nuevos hábitos alimenticios, solo así podrás saber qué tanto debes comer o dejar de comer para sentirte mejor. Para saber más sobre qué comer y qué no comer durante el cáncer de mama, puedes consultar mi Ebook, estoy segura que encontrarás información muy valiosa.


4. Desintoxica tu vida




Quizá estás pensando en un DETOX de jugos o en una dieta. No, el tipo de desintoxicación de la que hablo no tiene que ver con alimentos, se trata de limpiar tu vida de todo aquello que te hace daño emocionalmente y te hace sentir cansada o sin energía porque te genera alguna emoción negativa. Por ejemplo, si las redes sociales te causan ansiedad porque te gustaría estar bien como todos los demás déjalas por un tiempo. Si la televisión te hace sentir poco productiva y comienzas a estresarte porque tu vida no es igual que antes, deja de verla. Si estar con un grupo especifico de personas te tensa, no las veas. Debes detectar qué circunstancias en tu vida disminuyen tu energía y sustituirlas por cosas o actividades que te hagan sentir inspirada y feliz.


Antes de que te vayas hay algo que me gustaría aclarar: recuerda que estás enfrentando una enfermedad y que el cáncer de mama no es lo mismo que una gripa. Sentirte cansada es parte del proceso y seguramente habrá días que no hay técnica alguna capaz de elevar tu energía. Lo más importante es que lo hagas a ti tiempo y que si tu cuerpo te pide que descanses, hagas caso. En estos momentos lo que más necesitas es tiempo de sanación.


¿Cuál de estas opciones es tu favorita? Si aplicas alguna comparte tu experiencia en mi página de Facebook estoy segura que le ayudará a muchas mujeres saber que hay formas de sentirnos mejor a pesar del cáncer de mama.

#cansancio #efectossecundarios

51 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México