¿Qué debo hacer cuando recibo el diagnóstico de cáncer de mama? 5 pasos indispensables a seguir

Actualizado: sep 8




Escuchar la frase “Tienes cáncer” es alarmante, de un momento a otro, dos palabras pueden cambiar tu vida, tus planes, tus ambiciones y dejarte la mente hecha un remolino de preguntas, miedos y preocupaciones.


¿Qué es lo que deberías de hacer después de recibir un diagnóstico de cáncer?

Antes de compartir los pasos a seguir, quiero decirte que no hay una respuesta definitiva ante esta pregunta. Depende mucho de ti, de tus necesidades y de la manera en la qué digieres las noticias. Sin embargo, aquí mi sugerencia de qué hacer con base en mi experiencia y después de haber pasado dos veces por la noticia:


1. Identifica cuánto quieres saber


Esto depende mucho de ti, de tu manera de ser y de cómo vas a sentirte más cómoda al respecto.


Debes de dejar en claro cuánto quieres saber al respecto sobre lo que estás a punto de afrontar, mientras algunos pacientes se sienten cómodos investigando todo lo posible acerca de su tipo de cáncer, los tratamientos, efectos secundarios entre otras cosas, muchas otras personas prefieren no hacerlo.


Hay muchos pacientes que no quieren saber cosas tan específicas sobre la enfermedad, por lo cual hablar con un familiar o amigo para que se informe al respecto de los temas que no hacen sentir cómodo al paciente puede ser una excelente idea.


Muchos doctores recomiendan hacer un ejercicio de análisis y pensar, por lo cual te recomiendo que te hagas las siguientes preguntas; ¿Qué tanto quiero saber al respecto? ¿Me siento cómoda sabiendo cada detalle? ¿Prefiero que alguien más tenga esta información tan específica?, aquí no hay correcto o incorrecto, lo primordial es que te encuentres cómoda en el proceso.


Si eres del tipo que quiere informarse de todo, trata escribiendo preguntas antes de reunirte con tu doctor, esto te ayudará a abordar más temas y quitarte más dudas de encima.


Puede ayudarte: Todo lo que debes preguntar a tu doctor: Guía de preguntas indispensables


2. Infórmate


Cuando tuve cáncer me di cuenta de lo importante que es estar correctamente informada sobre la situación, las opciones, los tratamiento, etc. Es importante tener un panorama más completo de las cosas y lo que puedes hacer al respecto.


Es cierto que cuando te dicen que tienes cáncer, tratar de abordar tantos artículos como puedas sobre lo que está pasando puede resultar muy abrumador, los términos médicos, los distintos tipos y variaciones de la enfermedad pueden llegar a confundirte.


Te aconsejo que te lo tomes con calma, pero que te informes de todo lo posible en el menor tiempo, así podrás hablar con tu médico sobre tus dudas y tener una idea más clara de lo que te está pasando.


Si bien el protocolo médico te indica que actúes rápido, tomate tu tiempo, al menos unos días y no te presiones. Asegúrate de encontrar fuentes confiables.


3. Lleva otro par de oídos


Al tener cáncer tu cabeza está hecha un desastre, piensas en mil cosas a la vez aunque parezca que no es así, es por eso que te recomiendo que a tus citas con el médico lleves a alguien cercano, ya sea un familiar o un amigo, ese par de oídos extra pueden ayudarte a ver algo que seguramente se te habría pasado.


Si prefieres hacerlo sola, puedes grabar la conversación con tu celular y escuchar el audio cuando tengas dudas, usa cada recurso para asegurarte de eliminar cualquier duda al respecto, una decisión bien tomada es aquella que ha sido planificada y estudiada hasta la seguridad.


Tomar notas también es una excelente forma de llevar un registro de la información que estas recibiendo y cómo te sientes al respecto con cada punto tocado por tu médico.


4. Permítete sentirte mal


Deja salir tu vulnerabilidad, hacerte la fuerte no te ayudará a nada, la tendencia cuando alguien se siente asustado es hacer parecer todo lo contrario.


Esto puede ser prejudicial, habla y pregunta todo lo que necesites hasta sentirte tranquila, busca segundas, o hasta terceras opiniones, todo lo que sea necesario para que te sientas segura al respecto.


Incluso si sientes que la comunicación con tu doctor no es la mejor, busca otro, debes de estar cómoda con la relación médico paciente. También te puede interesar: Está bien sentir enojo cuando tienes cáncer de mama


5. Diseña tu plan de acción


Las primeras semanas serán muy complicadas y normalmente los tratamientos toman meses. Es súper importante diseñes el plan de acción adecuado para seguir con tu vida en la medida de lo posible.


Planea las fechas de tus tratamientos, de tus cirugías, haz agendas diarias de tus tareas y de tus pendientes y asegúrate de incluir tiempo para ti, para descansar, para hacer lo que más te gusta o simplemente para leer. No importa, lo que es importante es que tengas certidumbre de cada uno de los días que vas viviendo y diseñar un plan puede calmar mucho la ansiedad.


Y recuerda, aquí tienes un espacio al cual puedes recurrir cuando más lo necesites, y no lo olvides, este no es el fin, es el principio de una nueva historia.





115 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México