¿Perder el pelo? 9 mujeres nos cuentan su experiencia


Cabello… pareciera que gran parte de nosotras gira en torno a él, ¿Cuántas veces no lo has pintado, cortado, y modificado a diestra y siniestra para expresarte? ¿Por cuántos cambios no ha pasado esa melena para no sólo sentirte bien contigo misma, sino reflejarte ante los demás? Definitivamente la respuesta de muchas será interminable, pero ¿Qué pasa cuando lo pierdes?


Como resultado de un diagnóstico inesperado, y una serie de tratamientos, la pérdida de cabello puede serlo todo y nada al mismo tiempo. Desde el desconcierto repentino hasta enfrentar una situación nueva con éxito. Perder el cabello no fue fácil, la pérdida nunca lo es pero verlo como una oportunidad fue parte importante para enfrentar con fuerzas esta nueva etapa. Fue como si este nuevo estilo me permitía experimentar con nuevas facetas de mi personalidad, facetas más relajadas, atrevidas y divertidas.


Pero no todo se trata de cómo te ves en el espejo, es perder el pelo es también un símbolo de valentía, de coraje frente a la vida, de una mujer que le dice al cáncer "No me vas a vencer". Hoy quiero compartirte una lista publicada por Vogue con fotos de Cass Bird sobre 9 mujeres que comenzaron a experimentar y a ser creativas cuando perdieron sus melenas.


Toma el control de tu vida e inspírate en estos ejemplos que van desde intrigantes pelucas, hasta el uso de mascadas que expresan sus emociones. Celebremos la originalidad de estas 9 mujeres que nos prueban que una melena no te define:




Mia Sidarios


“La belleza para mí era sobre encajar, ahora yo quiero resaltar”


Cuando Mia Sidarios, una fashion blogger de 17 años con Ewing Sarcoma, una rara forma de cáncer de hueso, llegó a los estudios fotográficos de Vogue daba indicios de ser una amante del estilo que pasaba de un cabello totalmente platinado a un mohawk en cuestión de segundos dependiendo de sus aventuras. “Este era un sueño hecho realidad para Mia” dice su madre, Danielle, sobre aquel día que paso en el set. “Ella amaba la moda más que nada”. Poco después de regresar a su casa en California, Mia murió rodeada de su familia.




Carly Severn


“Nunca me vi como una persona de sombreros antes de perder el cabello, ahora es mi firma persona”.


Carly Severn notó por primera vez un cambio en su línea del cabello a los 18 años. Un año después había perdido su largo y oscuro cabello debido a la alopecia, seguido por sus pestañas y cejas. Hoy en día su armario está compuesto por una infinidad de sombreros. “Esto marca mi décimo aniversario sin cabello” dice Severn, “Es también mi décimo aniversario con mi marido.



Maggie Kudirka


"Cuando perdí el cabello compré sombreros, bufandas, pelucas, pero nunca las use. Esta peluca rubia era nueva para mí, pero una vez que la tuve, me encantó”.


Maggie Kudirka, una bailarina perteneciente al Joffrey Ballet Concert Group, encontró la perseverancia y fuerza que necesitaba para convertirse en bailarina, ese mismo impulso de fuerza, fue el que tuvo cuando le fue diagnosticado cáncer de mama fase IV a los 23 años. “El cáncer me ha hecho una mejor bailarina” dijo “nunca sé si es mi última vez en el estudio, así que vivo cada ensayo al máximo.



Valisia Lekae


"Después de mi diagnóstico, quería que las personas me vieran al desnudo, sin cabello, pasando por este proceso. No fue hasta el año pasado que finalmente pude ponerme una peluca y abrazar a este camaleón que estaba naciendo en mí”.


La actriz y cantante de Broadway Valisia Lekae proviene de dos generaciones de peluqueros. “Como una mujer afroamericana que prácticamente creció en un salón, tenía a mi cabellera como una corona propia llena de gloria”. Después de perderla al recibir el tratamiento para el cáncer de ovario, tomó la decisión de ir desnuda a los Grammys. “Yo quería que la chica que tenía miedo de ser su auténtico ser se dijera a sí misma ‘Si ella puede caminar en la alfombra roja con su cabeza completamente calva, entonces yo puedo abrazar quien soy ahora.



Elly Mayday


"Lo que te haga sentir hermosa no es algo que otras personas definen por ti”.


Elly, sobreviviente de cáncer de ovarios está en una misión para cambiar la forma en que las mujeres se ven a sí mismas. Cuando perdió su cabello después de una histerectomía a los 25 años y meses de quimioterapia, se encontró redefiniendo su visión de la belleza.

“Comencé a usar botas militares y pantalones ajustados, esto después de ser una chica pinup que amaba el rosa” Durante las primeras etapas de pérdida de cabello se tiñó el cabello, lo afeitó y ahora usa una peluca castaña con flequillo, lo que ella define como “una nueva experiencia”.



Rachel Fleit


“No me veo como los demás, creo que ese es uno de mis regalos”.


Una cabeza calva simboliza libertad para la cineasta y productora Raquel Fleit, pero no siempre fue así. Rachel, quien desarrolló alopecia a la corta edad de un año, paso la mayor parte de su vida escondiendo su condición. “La ironía es que nadie me dijo que era hermosa cuando llevaba peluca, ahora, alguien me dice que soy hermosa todos los días.



Kate Ambrosi


"Todo el mundo tiene una característica especial; grandes pómulos o labios canosos, cuando no tienes cabello, realmente puedes averiguar qué es eso”.


Kate Ambrosi, de 27 años, era una abogaba que celebraba su reciente traslado a Nueva York y su aniversario de bodas cuando su vida fue interrumpida por el cáncer de mama el año pasado. Su primera peluca después de la quimioterapia fue un ejemplar rubio e inmensamente largo, pero después de meses de no querer ser vista sin ella se la quitó. “Era una fiesta que venía de dentro hacia afuera”. Cuando el cabello comienza a crecer, un sombrero ancho puede hacer la magia y darte las proporciones muy al estilo de Mia Farrow o Twiggy.



Suleika Jaouad


“Perder el cabello no puede ser una opción, pero el estilo sí lo es”


La escritora premiada con un Emmy, Suleika Jaouad tenía un largo cabello castaño que le llegaba hasta la cintura cuando fue diagnosticada con una forma agresiva de leucemia a los 22 años. Tres años de quimioterapia y un trasplante de médula ósea le salvaron la vida y finalmente se encuentra en remisión, experimentando con todo, desde tatuajes en el cabello, hasta bobs inspirados en los Beatles. “El cabello corto está creciendo en mí, creo que lo mantendré” menciona.



Phoebe De Croisset


“Comencé a mirar el cabello como un accesorio, como una bolsa o un par de zapatos increíbles, ¿Qué podría hacer para divertirme con él?”.


Phoebe De Croisset empezó a trabajar en Vogue cuando tenía 21 años. Una década más tarde padecería leucemia dos veces. “El cabello era una de las cosas que me hacían sentir femenina” dice sobre su vida antes del cáncer. “Feminidad significa algo diferente para mí ahora. Se trata de estar cómoda en tu piel.”





#estilosdepelo #pérdidadepelo #cáncerdemama

45 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México