¿Cómo cuidar tu salud emocional si vives cáncer?


Estudios han demostrado que 1 de cada 4 personas que padecen cáncer experimentan depresión.


Sin importar tu edad o circunstancias, un diagnóstico de cáncer suele cambiar la forma en la que percibes la vida, tus planes y básicamente, la forma en la que vives el día a día.


Vivir con cáncer de mama puede traerte complicaciones, sacudiendo todo lo que creías seguro para dejar en ti una sensación de incertidumbre, los cambios físicos son los primeros que notamos; estarás más cansada, puede que pierdas tu cabellera temporalmente o que tu piel se encuentre más seca y sensible entre otras cosas, pero de entre todas estas nuevas experiencias a las que nos debemos de acostumbrar, solemos descuidar unas muy importantes que muchas veces ignoramos deliberadamente: la parte mental y emocional.


Y como siempre les digo, somos seres integrados por cuerpo, mente, emociones y lo que muchos llamamos alma.


La verdad es que hay que entender que un diagnóstico de cáncer no sólo impacta nuestro cuerpo de forma negativa y dolorosa, nuestras emociones y nuestra mente también se ven afectadas.


Los tratamientos, las citas con los doctores, los efectos secundarios, el cambio en nuestras rutinas y la constante preocupación de no saber qué es lo que va a pasar termina debilitándonos emocional y mentalmente; la ansiedad, el estrés y el miedo se tornan en nuestros acompañantes y de la nada nos encontramos cargando todo este peso que no podemos ver ni tocar, pero que sí podemos sentir.


Sí, puede que estas emociones comiencen como algo que podemos manejar, pero con el tiempo pueden transformarse en esa bola de nieve que con la caída se hace cada vez más grande hasta que se sale de nuestras manos.


La depresión es una enfermedad silenciosa; la podemos padecer y nos puede afectar mental y físicamente, pero no muchas personas la consideran como una “enfermedad”, y al tener cáncer de mama, te sorprendería cuantas mujeres padecen depresión y no lo saben, porque después de tanto tiempo para muchas se hace normal sentir tristeza y preocupación.


Cuidar de tus emociones y salud mental al tener cáncer de mama es igual de importante que asistir a tus citas con el médico y comer saludable, es por ello que el día de hoy quiero compartir algunos puntos que te servirán para evaluar tu estado emocional y pedir ayuda si es necesario. Recuerda que está en tus manos hacer lo que puedas para sentirte mejor todo el tiempo.


Aquí la lista de algunos síntomas a tomar en cuenta y lo que podrían significar:


Depresión


Síntomas de depresión:


- Sentimientos de tristeza, vacío o desesperanza

- Pérdida de interés o placer en las cosas que solías disfrutar.

- Problemas para pensar o concentrarte

- Altos niveles de fatiga, cansancio y agotamiento.

- Pensamiento lento, al moverte y al hablar

- Náuseas, dolores de estómago y/o problemas digestivos.

- Cambios en el estado de ánimo, incluyendo agitación o inquietud.

- Trastornos del sueño, incluyendo insomnio o dormir demasiado


¿Cómo diferenciar la tristeza de la depresión?


La depresión generalmente es más duradera, más intensa y más generalizada que los sentimientos temporales de tristeza.


Si estos sentimientos están presentes durante más de dos semanas, es probable que estés experimentando algún nivel de depresión. Hablar con tu familia y con tu equipo médico es esencial para tratar la depresión.


Los síntomas de depresión pueden coincidir con los efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer, por ello es importante que observes cómo te sientes y si tal vez estos “síntomas” han durado más de lo que deberían.


Ansiedad


La ansiedad también puede manifestarse si has sido diagnosticada con cáncer de mama y puede sentirse levemente o con mucha intensidad.


Los síntomas comunes de ansiedad pueden incluir:


- Preocupación excesiva e intensiva

- Sentimientos de inquietud e irritabilidad

- Dificultad para concentrarse

- Tensión física o incapacidad de sentirte cómoda


Es normal que pases una cantidad de tiempo considerable pensando en el futuro, en tu familia, carrera o tus finanzas, pero cuando esta ansiedad se apodera de tu vida y te impide disfrutar de las cosas buenas que pasan aunque tengas cáncer (sí, ¡Es posible!) es momento de prestar atención.


Los períodos intensos de ansiedad pueden convertirse en ataques de pánico, que después pueden ser períodos de alta ansiedad.


Los signos de un ataque de pánico pueden incluir:


- Un aumento del ritmo cardíaco

- Falta de aliento

- Sentir entumecimiento, mareos y aturdimiento

- Sofocos o sudoración fría


Qué no hacer:


- No evites el problema y esperes que este desaparezca de la nada.

- No engañes a los demás diciéndoles que estás bien, no es justo para ti o para ellos. Está bien hablar y dejar que otros sepan que necesitas apoyo.


Qué hacer:



1. Acepta tus sentimientos y comportamientos:

Lo que estás sintiendo, pensando o haciendo no está mal, simplemente es. Permítete sentirlo y date tu espacio. Ser diagnosticada con cáncer de mama es difícil para cualquiera, da un paso atrás para observar y aceptar estos sentimientos antes de intentar cambiarlos.


2. Habla con sus seres queridos o con un terapeuta sobre sus pensamientos y sentimientos:

Concéntrate en tu salud física, cuando la salud comienza a deteriorarse, algunas personas dejan de atender sus necesidades físicas por frustración, sin embargo, ahora es el momento de comer bien, descansar lo suficiente y hacer ejercicio de la mejor manera posible durante su diagnóstico y tratamiento.


Comprender el impacto general y reconocer que no estás sola te ayuda a entender que buscar ayuda y apoyo es normal y además es importante. Estar bien no sólo engloba el aspecto físico, recuerda que la manera en como nos sentimos emocional y mentalmente es fundamental para recuperarnos; no ignores lo que te dicen tus emociones y háblalo libremente, es un viaje difícil pero no imposible, descubre más sobre ti y termina esta lucha más fuerte y sabia.


Espero de corazón que esta información te haya sido de ayuda y te agradezco que me permitas acompañarte en este proceso.


189 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México