¿Cómo disfruto de las relaciones íntimas si tengo cáncer de mama?


En los dos años que llevo con esta plataforma, me he dado cuenta que muchas personas piensan que el cáncer de mama se trata únicamente de perder el pelo, de perder los senos, de sentirte cansada, de ir a tus sesiones de quimioterapia y la realidad es que el cáncer de mama afecta a muchas otras áreas de nuestra vida.


Rutinas, relaciones y situaciones son tan importantes como nuestra salud física. Y la realidad es que muchas veces no prestamos atención porque nos centramos en seguir las recetas de los doctores sin vernos como seres integrales: cuerpo, mente y espíritu.


Es por eso que me parece importante tocar temas como la sexualidad.



Sé que no estamos acostumbradas a hablarlo en público y que es a veces un gran tabú, pero eso no quiere decir que allá afuera no hay mujeres preguntándose cómo es que el cáncer de mama afecta la vida íntima con su pareja incluso después de haber terminado el tratamiento.


La realidad es que no solo nosotras cambiamos la percepción que tenemos sobre nuestro cuerpo; ellos también. Los cambios físicos son complicados para nosotras porque no nos gusta imaginarnos sin pelo, porque perder los senos nos hace creer que perderemos la feminidad, porque las ojeras y la cara de cansancio es como si viéramos un pequeño fantasma en el espejo.


Para ellos puede ser algo distinto, no puedo hablar por todos y cada caso es diferente, pero si de algo estoy segura es que más allá de vernos “feas”, “enfermas” o “sin chichis”, les preocupa justamente cómo nos sentimos, física y emocionalmente, y les da miedo lastimarnos más de lo que el cáncer ya lo ha hecho, sobretodo si contamos con una pareja estable y amorosa que se queda a nuestro lado durante el proceso.


Si tienes pareja y estás viviendo con cáncer de mama, es probable que vivas las siguientes situaciones:


1. Tiene miedo a tocarte: Ya sea que acaben de diagnosticarte o que estés en recuperación después de una mastectomía. Es probable que el este pensando que el cáncer duele y duele mucho así que la idea de tocarte o moverte bruscamente es aterradora. Sí, tienen miedo a lastimarte y afectar tu proceso. Ten paciencia, lo más importante es encontrar formar ya sea de continuar disfrutando de su sexualidad o de tener momentos íntimos de otra manera. No hay regla que diga que no puedes tener relaciones durante el cáncer de mama, todo depende de ti, de tu pareja y de tus ganas, pero sobretodo, de su comunicación para hacerle saber lo que necesitas y lo que sientes y escuchar lo que él también necesita y siente.



2. Él está demasiado sensible: En muchos casos las mujeres son el pilar del hogar, la “mujer perfecta”, la que todo lo puede y perder la salud, puede ser preocupante para tu familia, especialmente tu pareja. Si no puede verte sin cara de preocupación y se siente triste todo el tiempo en lugar de querer llevarte a la cama, es normal. Él también está pasando por un momento difícil y lo último que tiene en la cabeza es tener relaciones. Dale tiempo y háblalo.


3. Miedo a los cambios físicos: Sí, eso también puede estar pasando y es algo que les sucede a ambos. No tienes porque preocuparte, esto no quiere decir que ya no te ama, que piensa que te ves fea; simplemente es cuestión de hablarlo como pareja, de ajustarse a los nuevos cambios de enfrentar juntos lo que está por venir y sobretodo saber que muchos de esos cambios serán sólo temporales.


4. Falta de deseo: Esto es algo que puedes estar experimentando tú, muchas mujeres en tratamiento de quimioterapia pierden el deseo sexual y es algo completamente normal. Háblalo con tu doctor, pregúntale qué opciones hay para ti y cómo puedes solucionarlo para seguir disfrutando de tu sexualidad.


Ahora bien, si te identificas con alguna de estas situaciones es probable que te preguntes, qué puedo hacer para darle la vuelta. Cómo mejoro mi vida íntima durante el cáncer de mama.


Lo primero es la comunicación, hablar con tu pareja de lo que ambos sienten y necesitan es el primer paso para entender en dónde están parados y qué es lo que pueden hacer para solucionarlo. Háganlo sin pena, al final es la única forma de encontrar la solución.


Experimentar también es muy importante, el sexo no es la única forma de tener relaciones íntimas y estoy segura que podrán encontrar muchas maneras de demostrarse su cariño y disfrutar de un momento juntos. Si no estás listas, si te causa estrés el tema físico, si simplemente quieres sentirlo cerca; los abrazos, besos, caricias, las miradas en silencio a los ojos e incluso una plática profunda son excelentes formas de tener contacto íntimo.



Por último, busca alternativas. Durante el cáncer de mama tu cuerpo está cambiando, es probable que pierdas sensibilidad, que no tengas lubricación natural en tu zona íntima, que lo que te gustaba antes ya no sea cómodo o viable, que tu líbido disminuya. Existen muchas alternativas para dar solución a este tipo de problemas y estoy segura que encontrarás las que sean adecuadas para tu situación, en este caso lo más importante siempre es consultar a tu médico para asegurarte que cualquier producto que vayas a usar no sea dañino para ti.


Al final, el cáncer de mama es una gran prueba para ti y tu pareja. Es la oportunidad de conocerse en esos malos momentos, en los que nadie quiere estar y que solo las parejas con gran fuerza pueden llegar a superar. Ten confianza en ti y en lo que tu pareja dice; ustedes se conocen mejor que nadie y sólo ustedes podrán encontrar la solución para incrementar el amor y sí, también esos momentos divertidos…


Si tu pareja está pasando por un mal momento durante este proceso, te comparto una guía que preparé para todos esos hombres valientes que acompañan a mujeres durante el cáncer de mama. Puede descargarla aquí.



#sexualidad #feminidad #relaciones #pareja

135 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México