El verdadero deber cuando tienes cáncer de mama



Es cierto que cuando alguien enferma o pasa por algún tipo de duelo, los que estamos fuera, muchas, muchísimas veces, no sabemos qué decir, cómo consolar, qué opinar, cómo demostrar amor, interés, preocupación, ¡cariño!


Y también es cierto que cuando eres el que está viviendo el duelo, difícilmente sabes lo que quieres y lo que necesitas. Es complicado pedir y reconocer la ayuda que requieres y la mente está tan confundida que a veces se necesita que alguien de afuera intervenga.


Básicamente, ante un duelo de vida, se rompe la comunicación entre personas, se corta la conexión y tenemos que recurrir a nuestro instinto para relacionarnos y vivir el día a día.


Mucho se habla de lo que “debes” y “no debes” decir a los que están pasando por un proceso de cáncer. Pero yo estoy en contra de todo lo que implique el “deber”.


Efectivamente todos reaccionamos de diferente manera ante un consejo o una recomendación, pero es sumamente personal el cómo lo escuchamos y cómo lo tomamos.


No estoy de acuerdo en hacer una lista de eso que nunca debes decir o hacer.

Me parece que lo que vale de cualquier comentario es de quien viene y con qué intención más allá de las palabras.


Muchas de nosotras hemos escuchado que “debemos mantenernos positivas” y a muchas les molesta y les parece incómodo e inclusive imprudente que nos lo digan, más aún cuando podemos y creemos estar en un camino derechito a la muerte. Pero, ¿saben qué?



¡Nada es para tomarse como ofensa!


Es cierto, muy cierto que a veces estamos pensando todo en negativo, en tragedia, en papel de víctima, en todo lo malo que puede pasar, y ¡es obvio! ¡Estamos aterradas!...es la manera natural de reaccionar de nuestra mente llena de miedo. Así que escucha, agradece el consejo y haz un ejercicio de introspección: ¿realmente estoy muy negativa?, ¿hay algo más que deba hacer?, ¿podría ver esto desde otra perspectiva?...y YA! A lo que sigue…No te claves ni te enojes por este comentario.


Otra cosa muy común es que nos den miles de recomendaciones de lo que debemos comer. “Deja de comer azúcar, ¿sabías que el azúcar alimenta a las células cancerígenas? WHAT???¿Y si quiero un chocolate porque estoy triste? ¿O una coca fría para la náusea?


Todas las que estamos obsesionadas con el peso sabemos que el azúcar refinado es súper dañina para el cuerpo, pues no aporta nutrientes de ningún tipo. Pero como siempre lo digo: todos los extremos en todo en la vida son malos. Obvio que debes cuidar lo que comes y tratar de mantener una dieta lo más saludable posibles y llena de alimentos reales y naturales, pero de verdad que, si lo que necesitas de vez en cuando es un pedazo de chocolate o algo dulce, ¡no pasará nada! Date ese gusto, que no se haga un hábito y listo. Mi consejo: haz oídos sordos y si tienes duda, literal consúltalo con el especialista, pero no lo tomes tampoco personal.


Finalmente, otra de las cosas más comunes que pueden llegar a ofendernos, aunque no debieran, es que nos digan que nos digan “ni parece que estás enferma”, “te ves súper bien”, “estas bien bonita” porque claro, nosotras, que somos ultra exigentes con nosotras mismas, sabemos que estamos hechas unas piltrafas de color blanco amarillento, hinchadas como sapos, unas regordetas de más y otras flacuchas de más también. Y obvio sin pelo, sin cejas y lo peor: ¡sin pestañas!...o sea, ¿cómo vamos a vernos bien?

Pero nuevamente…no nos enojemos, es la manera en la que la gente nos demuestra cariño y eso, eso sí que es mega importante en nuestro proceso.

Créetela, aunque veas otra cosa en el espejo, créetela porque el físico es algo que no te define como persona ni como mujer. Porque lo importante es lo que piensas y lo que sientes y cómo alimentas tu alma de amor. Todo regresará a un lugar mejor así que a enfocarse en otra cosa.


Si algo de lo que te digan, no te hace, no lo analices, no te detengas y nunca lo hagas personal, no te claves en lo que pudiera significar o no, no te enojes, simplemente no lo hagas tuyo.


Mejor establece límites y sé clara con lo que te molesta y no te gusta que te digan. Decirlo con respecto, claridad y sin sentimientos es el secreto.


Toma sólo aquello que te resuene, que haga sentido, que venga de la gente que te importa y que verdaderamente suma a tu vida. Eso es lo único que necesitas.





#vidadespuésdelcáncer #superar

396 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México