Mis mejores consejos para las amigas de enfermas de cáncer de mama




La verdad es que cuando eres diagnosticada con cáncer de mama, claro que quieres a tus amigas cerca. A esas que siempre están contigo en las buenas y en las malas. Y no se trata de que hagas cosas de manera diferente o que inclusive hagas más sino que realmente te conectes y te mantengas presente, acompañando, escuchando y dando mucho amor, humor y buena vibra.


Son ustedes, amigas del alma, las hermanas que escogemos para vivir la vida juntas. Y no hay nada que más querramos en estos momentos que tenerlas cerca, tan cerca como se pueda.


Tú que eres esa amiga tan importante para ella… y que estás a punto de verla pasar por un tratamiento que la hará sentirse cansada, quizá habrá días que ella se encuentre enojada, triste, devastada e incluso es posible que notes cambios físicos, no va a ser fácil pero quiero hacerte saber algo; tú eres parte importante de su seguridad, sentirte cerca le da fuerzas para luchar todos los días y tu apoyo incondicional es importante durante su lucha.


Si una de tus amigas está enfrentando ésta enfermedad, te comparto 21 cosas que puedes hacer para ayudarla en el proceso:


1. Aprende a escuchar y escucha de verdad


¡Esto es muy importante! Es probable que haya muchas cosas que quieras decirle a tu amiga, palabras de aliento y consejos que puedan hacer una diferencia pero abrumarla solo hará que sea más difícil.


Solo necesitas escuchar quizá es difícil para ella hablar con sus hijos o pareja, tú eres su confidente así que hazla sentir escuchada.


Si tu amiga se encuentra en momentos confusos, tratando de decidir qué tratamiento tomar, no des consejos, ahora necesitas ser una persona que hable con claridad, que reconozca la situación y que hable con la verdad. Invítala a acercarse con su médico y acompáñala en el proceso de decisión si te lo pide.


2. Infórmate


El cáncer no es cualquier enfermedad y hay mucha información al respecto. Mientras más información verídica tengas en las manos más fácil será para ti tener claridad sobre el proceso que vive tu amiga y cómo puedes ayudarla.


3. Deja que las cosas fluyan


Todos somos diferentes y mientras algunos pueden llegar a requerir más de nosotros, existen personas que sólo necesitan a alguien que les ayude a mantener el ánimo positivo.


Deja que las cosas fluyan y no te preocupes si sientes que no hay mucho que puedas hacer, recuérdale a tu amiga que estás presente y preparada para ayudarle en lo que necesite.


Algo de humor y risas son los ingredientes necesarios para hacer que las cosas sean mejores.


4. Siempre es bienvenido un dulcesito para consentirse


Si bien sus hábitos alimenticios seguro cambiarán como resultado de los tratamientos, es un hecho que siempre se agradece tener algo rico que disfrutar. Desde unas gomitas o caramelos hasta el postre favorito de tu amiga. Yo siempre recuerdo con mucho cariño que una de mis hermanas de la vida me llevaba al hospital maíz enchilado pues además de que me encataba, me ayudaba con las naúseas. Esos detalles me cambiaban el día.


5. Sorpréndela con detalles


Se trata de tener un detalle pequeño pero signig¡ficativo. Desde un libro, una frase, unos chistes, series para ver o lo que sea que la pueda animar o música que le guste y que la anime.


6. Los hijos


Si tu amiga es madre, esto es muy importante. Como mamá, no quieres que tus hijos sientan alguna diferencia por tu enfermedad, quieres que todo sea normal para ellos, y el cáncer de mama no siempre nos lo permite. Ayuda a tu amiga en todo lo que puedas respecto a sus hijos. Desde recogerlos del colegio, llevarlos a la papelería o a casa de sus amigos.


7. Invitación abierta a todos los eventos


El cáncer es impredecible, un día te sientes bien y al día siguiente puede ser todo lo contrario. Mantener las invitaciones abiertas con tu amiga no la harán sentirse comprometida de asistir a eventos o reunirse contigo.


8. No le digas cómo sentirse


Simplemente no lo hagas, a veces los amigos buscan ayudar de más y dicen cosas como “Deberías estar agradecida que no se te ha caído el cabello” o “No te sientas triste piensa que todo va a estar bien”. El cáncer de mama es algo aterrador, la vida cambia por completo y las preocupaciones son inimaginables. Decirle a tu amiga cómo deber sentirse solo la hará sentirse peor. Solo escucha y apoya.


9. No la olvides cuando se acabe


El cáncer es complejo incluso cuando ya lo has superado pues aún hay muchas cosas que te hacen sentir confundida e insegura. Cuando se acabe, no olvides recordarle que estás ahí igual que siempre. Y si no estuviste con ella durante el proceso como hubieras querido, explícale el por qué y regresa a ella.


Estar es lo más importante en estos momentos y lo que más valoramos las que estamos ahí.

#amigas #cáncerdemama #apoyo

55 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México