top of page

Me gusta

  • fb-azul1

Suscríbete

  • yt-durazno1

Sígueme

  • ig-rosa1

¿Qué cenar en fin de año si tengo cáncer?

Actualizado: 29 dic 2022


Si estás viviendo con cáncer y haciendo conciencia sobre la importancia de tu alimentación, seguro estás pensando en lo que “puedes y no puedes comer" pero sobretodo en lo que “quieres” comer.

Sí, es una etapa difícil pero no imposible de disfrutar ni de perderse en cosas ricas.

Estamos a nada de terminar el año y aun hay tiempo para cerrarlo con broche de oro, disfrutando comer y celebrando la vida y el cierre de este ciclo.


Yo amo comer y es una de las cosas qué más disfruto en la vida, por eso creo que es mucho mejor planear lo que comeremos y así disfrutar de las fiestas.


Una de las cosas que más me ayudaron en mi proceso de sanación contra el cáncer de mama fue la alimentación y gracias a esta conciencia y aprendizaje, viví un proceso mucho más cómodo y en conciencia con mi cuerpo y con lo que le hacía bien. Aquí te dejo el libro que escribí justo con todo lo que aprendí de sanación.



A menos que te sientas MUY mal, creo que puede haber un poco de flexibilidad en lo que comerás en estas fechas y simplemente se trata de no excederse y no sentirse culpable sino solo de disfrutar.


Cuando eres diagnosticada con cáncer de mama siempre se recomienda una alimentación saludable y variada en la que incluyas muchas frutas y verduras, legumbres, proteínas como el pescado y el pollo, algo de grasa y de lácteos y que te mantengas muy hidratada.


Se trata de que tu cuerpo esté nutrido pero que además no lo pongas a trabajar de más digiriendo alimentos muy pesados para que no se canse más.


Se vale brindar con una copita de vino por supuesto, pero sin volarte la tapa, solo para brindar y para que tu hígado no se recargue.

Probar todo, aunque sea sólo una cucharada se vale.


Hazle caso a tu cuerpo y literal cuando sientas que no le va a caer algo bien pues no lo comas.

¿Cómo saber si algo te hace mal? Muy sencillo: lo picante, condimentado, grasoso y muy procesado es un no para tu cuerpo.


Aquí te comparto algunas recomendaciones de los platillos que comemos en México que pueden ser buenazos a considerar como parte de los festejos de fin de año.

Entrada Los expertos recomiendan opciones como un puré de calabaza, camote o papa por su fácil absorción de los nutrientes y su fácil paso de boca a estómago, además, por su bajo aporte calórico es ideal para personas en tratamiento hormonal.

Este puré te proporciona carbohidratos, calcio, vitaminas y aminoácidos, por lo que resulta un alimento muy completo y delicioso. Y es común que en esta época uno de los platillos sea el puré de camote o el camote en trocitos al horno para acompañar al pavo así que inclúyelo pues además de nutritivo, es delicioso.

Alguna sopa calientita es también una excelente opción.


Plato principal


El pavo es el platillo de estas temporadas por excelencia y la buena noticia es que ¡puedes comerlo! Ya que es una opción con una muy buena dosis de proteína y fácil digestión que puede proporcionar energía a los músculos. Además, cocinado con dátiles puede aportar todavía un poco más de energía, por lo que termina siendo un alimento perfecto para disfrutar en estas temporadas.

También puedes comer un poco del famoso bacalao, una delicia llena de nutrientes.

Si vives en México, elimina los romeritos y el mole que es súper pesado y que combinado ¡puede ser una bomba!


Yo prefiero no comer pierna de jamón en este momento pues al final es un embutido con mucha sal y procesamiento. Sugiero las proteínas como el pavo al horno, el pollo y el pescado como la mejor opción.


Siempre trata de agregar verduras como sean a tus comidas y cena ¡es momento de ponerse creativa!


Yo sugiero le bajes también a la pasta y todos los carbohidratos, un poquito de arroz o de pasta está bien pero céntrate en comer mucho mayor cantidad de verduras y proteínas para sentirte satisfecha y tener una buena probadita de todo.

Menos pan y más verdura.




¿Y el postre?


Poquito, es común tener mesas llenas de postres pero sugiero escojas lo que más te gusta y te sirvas una porción pequeña.

El secreto es no repetir para no excederte y cargar tu digestión.

Es cierto que el azúcar no es el mejor alimento en grandes cantidades así que sólo haz conciencia de lo importante que es la moderación.


Un tip que también es muy recomendable es que al preparar la comida, se utilicen condimentos “suaves” como es el jugo de limón, perejil, hierbas de olor y realmente evitar condimentar demasiado (¡como en el mole!)


Solo de ti dependerá hacer de estas cenas un momento especial, es un buen momento para “olvidarte” de las cosas difíciles sin nunca dejar de atender las indicaciones médicas pero sobretodo: ¡enfócate en disfrutar!


Mis platillos de esta temporada son: pavo que yo hago sin relleno porque no me gusta, puré de camote con un poco de jugo de naranja y mantequilla, un poquito de bacalao que amo y de postre siempre panettone con una copita de espumoso, mi mejor cierre en Navidad y año nuevo.


Y es cierto que en todos los países del mundo se comen cosas distintas pero si sigues estos consejos y te enfocas en pasarla bien, seguro abrirás el año con nueva energía de gozo.


Compárteme qué es lo que más te gusta comer en estas fechas.


¡Te invito a que descargues mi guía para disfrutar de las épocas navideñas pese al cáncer de mama! Solo da click en la siguiente imagen.



159 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page