¿Cómo tener tiempo para ti sin sentirte culpable?


No fue hasta que comencé a simplificar mi vida y crear más tiempo para caminatas en solitario, largas sesiones de escritura y otras cosas tranquilas y reflexivas, que me di cuenta de que tengo mi parte de introvertida. Me encanta conectarme con las personas pero también valoro y disfruto mucho el silencio y la soledad.

Después de publicar esta imagen en Instagram con la leyenda: “Adoro pasar tiempo con personas que amo, pero la única forma en que realmente puedo mostrarme a ellos, involucrarme y conectarme es pasar tiempo sola. ¿Tú también?” Un alma amable comentó: “¡Definitivamente soy yo, pero me cuesta mucho tomarme un tiempo! Por lo general me siento culpable. ¿Algún consejo?"

Su pregunta inspiró este artículo, porque sé que, si ella se siente culpable por anhelar el tiempo a solas, tú también podrías estarlo.

1. Explora la culpa

Cuando me siento mal o culpable por algo, lo escribo. Escribo todos mis pensamientos y sentimientos en papel para poder realmente examinar lo que está sucediendo, en lugar de dejar que mi mente se deje llevar. Escríbelo y hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo puedo sentirme culpable por cuidarme? ¿En qué lugar me pongo a mi para sentirme así?

  • ¿Por qué no confío en las personas lo suficiente como para hacerles saber lo que necesito? ¿Qué es lo que yo quiero?

  • Si un amigo necesitara tiempo a solas, ¿lo culparía o lo apoyaría?

  • Deja tu culpa en el papel y haz lo que tengas que hacer para cuidarte. Recuerda que no solo te está sirviendo a ti cuando apartas el tiempo para recargar, sino también a todos los que te rodean. Al cuidarte primero, tendrás más energía y atención para las personas que amas.

2. Dile a la gente lo que necesitas

"Necesito algo de tiempo para estar solo" no significa "No quiero pasar tiempo contigo", significa: "Quiero cuidarme para poder disfrutar el tiempo que pasamos juntos".

No te disculpes por pedir lo que necesitas. Informa a las personas si necesitas algo de tiempo para ti o si prefieres quedarte en casa mientras salen.

Pregunta qué los impulsa también. Apoyémonos unos a otros para vivir nuestras mejores vidas, incluso si no siempre entendemos o nos preocupamos de la misma manera.

3. Simplifica

El desorden en el exterior puede sentirse como desorden en el interior. Cuando tienes demasiadas cosas en tu hogar o en tu calendario, puedes sentirte abrumado, distraído o ansioso. Al elegir menos en el exterior, puedes experimentar más paz en el interior y obtener más tiempo para ti.

La simplicidad ayuda de las siguientes maneras:

  • Crea tiempo para largas caminatas hacia la soledad y tu interior.

  • Te da permiso para crear límites.

  • Proporciona más claridad, lo que resulta en menos distracción.

  • Te invita a prestar atención a lo que más importa y dejar que el resto se vaya.

  • Contribuye a una buena noche de sueño.

  • Te permite estar presente y conectarte con tus seres queridos.

  • Puede darte más libertad para buscar el trabajo que se convierte en ti.

  • Te da la conciencia para escuchar lo que tu cuerpo, corazón y alma necesitan para prosperar.

  • Te recuerda que ya no necesitas probar nada. Tú eres suficiente.

  • Es el camino de regreso al amor. Al simplificar tu vida y eliminar las cosas que no importan, encontrarás el camino de regreso a las personas que amas, la vida que amas y el trabajo que amas.

4. Estar solos juntos

Es el acompañarse. Cuando camino o paseo con mi esposo, o cuando estamos en casa el fin de semana, tengo espacio para procesar pensamientos. Podemos estar "solos" juntos. Puedes salir con alguien que amas y leer o hacer otras cosas solos juntos. Si tiene niños pequeños, piensa en actividades que los mantendrán entretenidos mientras te tomas un poco de tiempo para ti, incluso si están todos en la misma habitación.

5. Identifica tus santuarios, tus lugares especiales

Elige algunos lugares donde te encanta estar solo y recargues. Identifica también algunos lugares de escape de emergencia. Por ejemplo, puede que te guste sentarte en un banco del parque y leer por la tarde, pero si solo tienes unos minutos, un sillón en casa o un baño pueden ser el lugar perfecto para respirar profundamente. Tu santuario puede no ser un lugar, sino más bien una actividad como tejer, escribir o caminar. Estos son lugares sagrados para ir y llenar tu corazón.

#tiempoparati #simplificar #necesidad #juntos #especial

0 vistas

© 2017 Valeria Benavides. Todos los derechos reservados

Sitio Web creado por: Noc Noc Media​

  • Facebook Valeria Benavides
  • Canal YouTube Valeria Benavides

Ciudad de México