Conoce los efectos secundarios de la quimioterapia



A estas alturas, seguramente ya has escuchado mucho sobre la quimioterapia, y con ello, viene el tema que seguro te ha quitado el sueño: los efectos secundarios.

Tal vez suene horrible pero de verdad que una de las primeras cosas que me pasó por la cabeza cuando recibí mi diagnóstico y plan de tratamiento fue el miedo espantoso a “quedarme pelona”. Al final, nunca dejamos de ser mujeres y la imagen es algo que nos preocupa de más. Ya entrada en el tema, debo reconocer que se volvió algo que no era ni fue tan importante.


Todos tienen su versión sobre lo que vivirás al someterte a la quimioterapia, pero antes de adentrarnos en este tema tan complejo, debes saber qué es la quimioterapia pues así entenderás las razones de muchos de los síntomas.


La quimioterapia es un tratamiento que implica la aplicación, casi siempre intravenosa, de medicamentos (o sea, químicos), que se encargan de destruir las células cancerosas. Hoy se sabe que las células cancerosas se caracterizan por multiplicarse de manera más rápida de lo normal. Sin embrago, estos medicamentos no saben diferenciar cuáles son las células cancerosas por lo que también se ven comprometidas otras células de distintas partes del cuerpo.


Pero no te preocupes, respira tranquila, pues las células sanas de tu cuerpo pueden reparar el daño que la quimioterapia haga, y esto es algo que las células cancerosas no pueden hacer muy bien.


Si bien cada una de nosotros experimenta de manera diferente todo, aquí enlistamos los efectos secundarios más comunes que pueden sucederte.


1. Anemia:


Tener anemia significa que tu recuento de glóbulos rojos es bajo o bien que estos no contienen suficiente hemoglobina. La hemoglobina es una proteína compuesta en su mayoría por hierro y se encarga de llevar el oxígeno a los pulmones y al resto del cuerpo.

Al tener niveles bajos de estos dos componentes podrías experimentar: Debilidad, cansancio, frío, mareo, irritabilidad y sangrados nasales frecuentes.


2. Diarrea:


Seguramente este síntoma te parece mucho más conocido, pero el que sea conocido no quiere decir que no sea importante. Como seguramente ya lo sabes, la diarrea puede causar deshidratación, que en estos momentos es muy peligrosa. La diarrea puede verse acompañada de cólicos intestinales y malestar en el área abdominal.


3. Fatiga:


El cansancio constante, la falta de energía, la dificultad para pensar o concentrarte en algo se puede resumir en fatiga, y este es uno de los efectos secundarios más comunes durante la quimioterapia y puede llegar a extenderse incluso después de haber finalizado el tratamiento.


4. Cambios en tu cabello:


El tratamiento contra el cáncer puede afectar tu cabello en diferentes maneras, mucho más allá de caerse, este puede cambiar de color, el grosor. Es un proceso difícil, lo sé, pero pasa y vuelve a crecer.


5. Síntomas de menopausia:


La quimioterapia puede provocar menopausia inducida. Dependiendo de la edad, salud, y otros factores, esto puede ser un síntoma temporal o permanente. Algunos síntomas de la menopausia inducida son: dolores de cabeza, los famosos bochornos, cambios de humor, depresión, fatiga, pérdida de memoria, cambios de peso, sequedad vaginal, pérdida de libido y problemas para dormir. Suena terrible lo sé, pero no debieras de sufrirlos todos.


6. Problemas con la fertilidad:


La quimioterapia puede causar infertilidad temporal, o bien hacer que quedar embarazada sea más difícil después del tratamiento. Los efectos secundarios dependerán mucho del funcionamiento de cada organismo y el tratamiento y dosis que han sido aplicadas.


No te preocupes, muchas mujeres siguen siendo fértiles después del tratamiento de terapia hormonal. En el caso de la quimioterapia, puede que algunos de tus óvulos se dañen y tus periodos se vuelvan irregulares o se detengan.


7. Úlceras bucales y de garganta:


Las úlceras bucales y de garganta, mejor conocidas como aftas, pueden afectar tu capacidad de comer, beber, masticar, tragar e incluso hasta de hablar. Cuidar estas úlceras es importantísimo. Cuida tu alimetación y asegúrate de tener a la mano algo que te ayude con la molestia.


8. Cambios de sabor y olor:


Ciertos medicamentos pueden llegar a cambiar la forma en como percibes los sabores y olores, es como una trampa mental que tu cerebro te jugará por algún tiempo. Los sabores amargos, rancios o metálicos, serán temporales, no te preocupes.


9. Aumento de peso:


A todo el estrés, tensión, y presión que habrás vivido es normal que probablemente subas de peso, aunque también es posible que bajes de peso.


Como lo mencioné al inicio, la mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia desaparecen después de terminar el tratamiento, sin embargo, algunos pueden tardar un poco más en desaparecer por completo.


Hoy sabes un poco más de lo que puede pasar así que debes sentirte más tranquila de saberlo y podrás prepararte.


¿Hay algo que a ti te haya pasado que nos quieras compartir?


Hazlo en la sección de comentarios, a todas nos sirve escuchar lo que estás viviendo y sintiendo. Somos muchas y estamos juntas. Muchas gracias.


38 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México