Ansiedad, miedo y depresión; las consecuencias del cáncer en tu salud emocional




El diagnóstico de cáncer suele ser como un balde de agua fría al cuerpo; un sinfín de emociones y pensamientos estarán adueñándose de ti. La preocupación, el miedo, la ansiedad y la depresión pueden ser los primeros inquilinos emocionales en llegar.


Todos estos sentimientos son comunes y son una respuesta natural a una experiencia que te cambiará la vida, pero está en ti pedirles que se vayan o se queden.


Muchas cosas pueden causar que te sientas de esa manera; los cambios por los que pasarás a lo largo de todo el proceso de tratamiento pueden llegar a afectar tu confianza y autoestima, cambiar tus rutinas y responsabilidades, los síntomas físicos como el dolor y las náuseas y el temer por tu futuro pueden causarte ese dolor y miedo a todas las cosas desconocidas que estas apunto de experimentar, es normal, pero no estás sola, todas pasamos por eso, y está en nosotras dejarnos vencer o imponernos y ganar la batalla emocional.


Y parece más fácil de leer y de escribir, yo estuve ahí, y va a ser desafiante, pero si te lo propones, puedes darle la vuelta a la enfermedad.


Es normal que las personas que te rodean se sientan igual que tú; el miedo de contemplar perderte, de verte sufrir y la impotencia que embarga a muchos por no saber “qué pueden hacer por ti” pueden sumar más estrés en tu carga.


Yo sé que estas aterrada, yo lo estuve también, pero quiero decirte, que ahora más que nunca necesitas ser esa guerrera que se encuentra dentro de ti y luchar con todas tus fuerzas para salir vencedora.


Comparto contigo algunos consejos que te pueden ayudar a sentir mejor en esos momentos en los que piensas que no hay esperanza, espero que te sean muy útiles, sé que podrás con esto y sé que podrías con más.


Apoyo


El apoyo puede ser esa cuerda que te saque del hoyo cuando más lo necesites. Tener a alguien que te escuche y te ayude, pero sobre todo que este ahí para ti es como tener a alguien que te ayude a seguir el camino cuando el cansancio se ha apoderado de ti.

Siéntete libre de contactar a tus seres queridos, no lo sientas como una carga, recuerda que ellos quieren apoyarte igual.



Exprésate


Algunos pacientes pueden llegar a optar por “pretender” que están bien, felices y que nada les ha afectado aún, cuando en realidad sucede todo lo contrario. De esta manera piensan que no afectarán a sus seres queridos y les evitarán el sufrimiento de verlos “mal”.


Pero esto al final termina siendo una carga que te dañará y te hará sentir atrapada. Mi consejo es, deja ir todo lo que sientas. Si quieres llorar, llora, si estas enojada, grita, habla, comparte lo que ocurre dentro de ti, deja salir cualquier emoción que se encuentre en ti.



Expón tus preocupaciones


Las preocupaciones son como cruces, si las guardas para ti, será pesado cargarla, y probablemente en algún momento ya no puedas más con eso tú sola, pero si compartes lo que te preocupa, el peso se distribuirá entre más y será más fácil para tu encarar lo que sucede.



Aceptación


Muchas personas dicen que la aceptación es el primer paso para llevar a cabo algún cambio, y en este caso es igual de importante que los consejos anteriores. Aceptar que el futuro es incierto y que toda tu vida pareciera haber cambiado de un día para otro es duro, pero aceptarlo y poner manos a la obra para ganarle al cáncer es importantísimo.


Así que recapitulemos:


Cosas que no debes hacer

  • Guardarte los sentimientos

  • Forzar a alguien que hable cuando aún no está listo

  • Culparte a ti misma o a otra persona por sentirte deprimida

Aquí una lista de las cosas que puedes hacer para ayudar o ayudarte a ti mismo si te encuentras en esta situación:


Cosas que hacer para ayudar:

  • Anima, sí, pero no fuerces a alguien a estar bien de la nada

  • Comparte tus temores y sentimientos, no los guardes sólo para ti

  • Escucha y ofrece apoyo

  • IMPORTANTE: Esta bien sentirte triste

  • Obtén ayuda en grupos de apoyo, comparte tus experiencias y pensamientos con más gente que pasa por lo mismo que tú

  • Puedes acudir a algún apoyo espiritual si así lo deseas

  • Prueba ejercicios de respiración profunda y relajación, cierra los ojos y respira profundamente, relaja cada parte de tu cuerpo, mentaliza cada parte desde la cabeza, los dedos, las piernas, el pecho y los pies, piensa en un lugar agradable.


Consulta con tu médico algunos medicamentos para la ansiedad y el estrés.




Por otro lado, aunque pareciera que podemos vencer a la depresión y la ansiedad con nuestra fuerza de voluntad, en algunos casos, esta ya es muy grave, por lo cual deberás de consultar algún médico para que te ayude en el proceso. La depresión grave se caracteriza por:

  • Estado de ánimo triste por casi todo el día

  • Pérdida de interés o placer en casi todas las actividades

  • Pérdida de peso importante o aumento de peso

  • Agitación

  • Cansancio extremo

  • Dificultad para dormir y para despertar temprano

  • Sentirse culpable, inútil o indefenso

  • Pensamientos frecuentes de muerte o suicidio





#cáncerdemama #cansancio #miedo #depresión

55 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México