La mejor maestra de vida




Y encima de todo el estrés emocional y las grandes preocupaciones que representan en la vida tener cáncer de mama, quieres ser esa mama perfecta que pareciera no verse afectada nunca por nada…


Bienvenida a este nuevo reto…. ¡eres vulnerable! Y tus hijos lo van a saber y a sentir… y ¿sabes qué?, está bien, es normal y no pasa nada.


Estás pasando por una etapa en la vida en la que tu rol de mamá va a cambiar.


Probablemente sea la primera vez que sientas que pierdes el control de este rol. Si de por sí no tenemos respuesta para tantas cosas cuando somos mamás, te sentirás en un abismo lleno de dudas y gran preocupación.


Además de educarlos y enseñarles a que aprendan de la vida, te has propuesto a estar en todos los momentos importantes para tus hijos, acompañarlos en todas sus actividades formativas, ser parte de sus espacios de diversión, consentirlos cuando se sienten mal, ser siempre la mejor escucha, la mejor adivina, la mejor consejera, la más grande cocinera, la doctora más especializada y desde luego, la más fuerte compañera de vida para esos seres que tanto amas.


Pues ¿qué crees?


En esta etapa de vida, tus hijos te verán, quizá por primera vez, como una mujer vulnerable, que sí llora, que sí sufre, que sí siente dolor, que sí se cansa… pero seguirás siendo la mejor en todo en su mundo, seguirás siendo siempre y ante todo su mamá. Eso que nadie ni nada te va a quitar nunca, ni siquiera esta enfermedad.


Y seguirás enseñando, como la gran maestra de vida que eres. Hoy más que nunca enseñas con el ejemplo. Así que enfócate en vivir el proceso de la mejor manera y mira este momento como una oportunidad para que tus hijos aprendan de ti.


Ellos aprenderán de tu forma de ver la vida ante esta situación, aprenderán de verte actuar y reaccionar ante el dolor, las preocupaciones, la tristeza, el cansancio y los efectos secundarios. Aprenderán de verte luchar todos los días con la mejor actitud a los retos diarios que se te presentan. Aprenderán que la vida es más que lo que sólo se ve y que se trata de lo que se siente. Aprenderán a valorar la salud, el tiempo, la felicidad de los pequeños momentos. Aprenderán a amarse más porque tú estás trabajando para sanar y para salir triunfadora en este doloroso proceso. Aprenderán de lo grande y fuerte que eres, del amor incondicional que siempre hay para ellos.


Y serás y seguirás siendo mamá, hoy, cansada, recién operada, lastimada y con miedo, preocupada y ansiosa, adolorida y sin pelo, hinchada y agobiada...seguirás enseñando y amando y tus hijos creciendo, aprendiendo y viviendo…porque ser mamá es eso que nada te puede quitar, es eso que trasciende a las fronteras físicas y al tiempo, es ese motor para superar cualquier obstáculo de vida, es la inspiración y el motivo más grande que tienes para luchar, hoy y siempre... mamá.


#mamá #sermadre #hijos #cáncerdemama #mujer

25 vistas

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México