¿Por qué es importante ser resiliente?



Durante todo este año y sobre todo en octubre, tuve el honor y placer de conocer testimonios de mujeres increíbles que han pasado por el duro camino del cáncer de mama y encuentro decenas de formas de describir su valentía y arrojo para sobreponerse a cada situación complicada, pero si me pidieran definirlas en una sola palabra, esa sería RESILIENCIA, he ahí la inspiración de este blog y poder platicarles sobre el porqué es tan importante tener este concepto como parte de nuestra filosofía de vida.


Y primero que nada…


¿Qué es la RESILIENCIA?


Estoy segura que aunque quizá no les sea familiar este concepto, lo han puesto en marcha en algún momento difícil de su vida, pues la resiliencia es:

La capacidad que tiene el ser humano para sobreponerse a circunstancias de adversidad en su existencia. Y si nos ponemos más poéticos, es la facultad de crear oportunidades desde la dureza de la incertidumbre y el problema.


Como ven en cualquier momento difícil en algún instante han sido RESILIENTES y obviamente que cuando hablamos de cáncer de mama este concepto va muy de la mano ya que por ejemplo, en mi caso, como se los he contado en varias ocasiones el cáncer fue una llamada de atención para darme cuenta que tenía que cambiar muchas cosas en mi vida y que una vez aprendida la lección esta enfermedad era solo el inicio y estaba muy lejos de ser el final de mí. Ante la adversidad me crecí.


Te puede interesar:

El cáncer de mama no es el fin, es el principio



Y la RESILIENCIA no es una característica con la que nazcamos sino que nuestra personalidad puede desarrollarla ante los estímulos que va recibiendo, ante los problemas que vamos afrontado y es importante porque: 1.- Aumenta la confianza en uno mismo: si podemos contra el problema, ¡podemos contra todo! Muchas veces hemos hablado sobre el valor que tiene cuidar nuestra autoestima, la resiliencia es una aliada más.


2.- Crece nuestra resistencia al estrés: al aprender a superar verdaderas adversidades, sabremos elegir mejor nuestras batallas y no estresarnos por cosas que realmente no valen la pena.


3.- Potenciamos nuestra compasión: esa capacidad de aceptarnos y perdonarnos a nosotros mismos y a los demás con el solo fin de mejorar, priorizando lo positivo y usando los errores solo como estímulo para cambiar.


4.- Reducimos nuestros conflictos: con la resiliencia desarrollamos una mentalidad más abierta y crearemos más soluciones ante cualquier problema.


5.- Mayor sentido de la responsabilidad sobre nuestra vida: nos haremos más conscientes de nuestras propias acciones y nuestros pensamientos.


Te puede interesar: Cambia de perspectiva: Todo lo que necesitas para mantenerte positiva



Cada uno de estos aspectos nos pueden hacer mejores personas a través de la resiliencia, pues finalmente, aunque siempre es recomendable planificar a corto, mediano y largo plazo, saber adaptarnos a los retos siempre considerada una virtud y es solo un paso para lidiar con la adversidad de la vida.


Sobre los testimonios que les platicaba al principio, hay muchas frases como: “sobreviví a un cáncer y a una pandemia al mismo tiempo”, “con el cáncer descubrí que era capaz de hacer cosas que antes no hacía”, “hoy me siento más que vencedora”, “gracias, vida por enseñarme a disfrutarte”, “soy sobreviviente”, ejemplos de verdadera resiliencia y cambio ante la adversidad, dignos de inspirarnos sea el que sea el problema que podamos tener.


En este video les comparto algunos ejemplos de los testimonios de los cuales les platico.



Como siempre, espero sus comentarios y estoy abierta a recibir sus mensajes en mis diferentes redes sociales.


#Cáncerdemama #cáncer #resiliencia

139 vistas0 comentarios

Aviso de Privacidad

Contáctame

  • Facebook
  • YouTube

Ciudad de México